Al menos dos fallecidos en la jornada del jueves en los enfrentamientos en la localidad de Trípoli

Actualizado 18/05/2012 4:21:41 CET

BEIRUT, 18 May. (EUROPA PRESS) -

Al menos dos personas --entre ellas un niño-- han fallecido este jueves a manos de francotiradores en la localidad libanesa de Trípoli a pesar de los intentos de las fuerzas de seguridad por controlar la situación, según ha informado la emisora Voice of Lebanon.

El Ejército ha bloqueado todas las carreteras que llevan a los principales nudos de la localidad para intentar proteger a la población de los disparos de francotiradores, según ha recogido el diario libanés 'An Nahar'.

A última hora de la jornada se han escuchado disparos en varias partes de la localidad, aunque fuentes de seguridad han indicado que los responsables no pertenecen a los barrios de Bab al Tabbaneh y Jabal Mohsen, centro de los disturbios.

Las primeras horas del viernes están transcurriendo en relativa calma, aunque de vez en cuando se escuchan disparos de francotiradores, según ha informado la agencia estatal libanesa, NNA.

Los enfrentamientos entre miembros de la secta alauí partidarios del presidente sirio, Bashar al Assad, y hombres armados suníes estallaron el sábado en Trípoli tras la detención de Shadi al Mulawi, un dirigente islamista a quien las autoridades libanesas vinculan con una "organización terrorista" y el cual, según sus partidarios, fue detenido a causa de sus actividades de apoyo a refugiados sirios.

Un tribunal imputó este lunes a Al Mulawi por vínculos con organización terrorista y, según una fuente judicial, comparecerá próximamente ante un tribunal militar.

Durante la jornada del martes, el Ejército consiguió poner bajo control la situación derivada de los enfrentamientos en Al Tabbaneh y Jabal Mohsen gracias a un alto el fuego después de que nueve personas fallecieran en los incidentes. Sin embargo, los enfrentamientos estallaron de nuevo a primera hora del miércoles.

El rasgo sectario de los enfrentamientos ha llevado al movimiento opositor 14 de Marzo a acusar a Siria de estar detrás del levantamiento con la intención de expandir la crisis que sufre hacia Líbano. "El levantamiento ha sido provocado por órdenes del presidente sirio, Bashar al Assad, para crear violencia en Líbano y la región en respuesta a su colapso a nivel interno", señaló el miércoles el secretariado general de la organización.

Asimismo, acusó a Al Assad de intentar presentar a Trípoli como un nido de terroristas para dañar la imagen de los residentes que han apoyado la revuelta en Siria y han dado cobijo a refugiados sirios.