La reconstrucción del campamento de Nahr el Bared será uno de los mayores proyectos humanitarios de la ONU

Actualizado 14/11/2007 16:23:18 CET

BEIRUT, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La reconstrucción del campamento de refugiados palestinos de Nahr el Bared, situado en el norte de Líbano y devastado por los tres meses de conflicto entre el Ejército del país y los milicianos de Al Fatá al Islam, será uno de los mayores proyectos humanitarios que ha tenido la Agencia para los Refugiados Palestinos de Naciones Unidas (UNRWA, por sus siglas en inglés).

"En décadas de dedicación con la ONU no había sido testigo de nada como esto", explicó en Beirut Karen AbuZayd, directora de la agencia, que se refirió así al "viejo campo", el kilómetro cuadrado donde actúa la ONU, más que al extenso "nuevo campo", donde la agencia no tiene jurisdicción, pero que también sufrió graves daños por los enfrentamientos de la pasada primavera.

Los edificios del "viejo campo" se vieron reducidos a escombros, mientras que en el "nuevo campo" se estima que el 65 por ciento de los inmuebles podrían ser reconstruidos. Sin embargo, AbuZayd recalcó que la destrucción fue "mucha más de la que se esperaba".

El conflicto entre el Ejército libanés y los milicianos de Al Fatá al Islam no sólo destruyó edificios en Nahr el Bared, sino que también arruinó la infraestructura y obligó a los 40.000 residentes del campamento a huir, muchos de ellos refugiándose en el ya abarrotado campo de Bedawi, situado a diez kilómetros al sur.

Al menos 169 soldados, 287 insurgentes y 47 civiles fallecieron en los violentos enfrentamientos, que comenzó el 20 de mayo cuando la Policía inspeccionó un presunto escondite del grupo miliciano. Como respuesta, los insurgentes saquearon un puesto de control militar, matando a 33 soldados.

El coordinador especial de Naciones Unidas para Líbano, Geir Pedersen, hizo hincapié en que la ONU también tiene que atender a las seis comunidades libanesas que rodean a Nahr el Bared porque igualmente resultaron afectadas por el conflicto.

Cerca de 1.000 familias han regresado ya al "nuevo campo" desde que el Ejército abrió una sección del mismo el pasado 10 de octubre, mientras que la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos ha construido dos escuelas en el campo de Bedawi para los niños desplazados. En la entrada sur de Nahr el Bared, 96 familias desplazadas se han instalado en viviendas temporales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies