Liberia y la ONU investigarán las acusaciones hechas en contra de sus trabajadores por abusos sexuales

 

Liberia y la ONU investigarán las acusaciones hechas en contra de sus trabajadores por abusos sexuales

Actualizado 10/05/2006 19:47:40 CET

MONROVIA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Liberia y la misión de paz de la ONU prometieron hoy investigar las informaciones que publicó la organización Save the Children en las que acusaba a funcionarios, cascos azules y cooperantes de ofrecer dinero, comida y favores a niñas liberianas a cambio de sexo, según informó hoy la agencia de noticias de la ONU, Irin.

En un información publicada esta semana por Save The Children, se acusa a los cascos azules, a funcionarios del Gobierno liberiano y a profesores que se encuentran en los campos de refugiados de abusar de su posición de autoridad para tener sexo con niñas de hasta ocho años.

"El informe será revisado minuciosamente y el Ministerio de Justicia encabezará el proceso contra aquellos involucrados en estos actos de abusos de nuestras niñas", señaló el viceministro de Sanidad de Liberia, Mohammed Sheriff.

Como parlamentario del Gobierno de transición anterior, Sheriff apoyó la ley anti violación que convirtió este tipo de acto en ilegal por primera vez en Liberia. En la actualidad trabaja para el Gobierno de la primera presidente de la postguerra, Ellen Johnson Sirleaf, que accedió al Gobierno en enero.

"Todos los habitantes de los campos de refugiados describieron la extensión del problema y el incremento de la resignación entre adultos y niños que lo ven como una manera de apoyar a sus familias y a ellas mismas", dijo Save the Children en su informe, en el que entrevistaron a 300 afectados.

La Misión de la ONU en Liberia (UNMIL), que tiene desplegados a 15.000 soldados para mantener la paz después de 14 años de guerra civil, dijo que cualquier tipo de explotación es intolerable y que ya han empezado sus investigaciones.

"Un equipo está investigando en el área, reiterando la política de tolerancia cero. Cualquier evidencia de explotación sexual o de abuso será investigado a fondo", dijo ayer UNMIL en un comunicado.

Según la ONU, este año ha habido ocho casos de abuso sexual y explotación por parte de sus trabajadores desde enero de 2006. A mediados de abril, UNMIL publicó los resultados de una encuesta pública en la que los liberianos valoraban las actividades de los cascos azules en el país. Algunos de los resultados decía que uno de cada cinco encuestados estaba preocupado por los abusos sexuales de los cascos azules.

"Cerca del 22% de los encuestados (167 de 770) afirmaron que algunos cascos azules violaron a mujeres y niños y que habían contribuido al estímulo de la prostitución entre las niñas", decía la encuesta.

"Si sales por la noche, verás a muchas niñas que supuestamente deberían estar en casa estudiando o con sus padres montadas en coches que las llevan a discotecas. El comportamiento de esos hombres es muy malo", dijo un universatario, Jeremiah Quiah.

El Comité de Acción de las Mujeres Liberianas, uno de los grupos locales en contra del abuso sexual y la explotación, dijo que también en los colegios las niñas sufren abusos por parte sus profesores. "Hay un caso en la provincia de Maryland donde un profesor está involucrado en un caso de abuso sexual a sus alumnas", señaló la directora del comité, Estella Nelson.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies