Piden 20 años de cárcel contra el empresario holandés acusado de ayudar al RUF y a Taylor

Actualizado 10/05/2006 15:36:22 CET

LA HAYA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

La acusación pidió hoy 20 años de cárcel y una multa de 450.000 euros contra el empresario holandés Guus Kouwenhoven, alias 'Mister Gus', detenido en marzo de 2005 bajo la acusación de crímenes de guerra y violación del embargo de armas contra Liberia, según informó el fiscal holandés durante su requisitoria ante el tribunal de La Haya que le juzga.

"Consideramos que es culpable de crímenes de guerra y de la venta de armas, solo y en colaboración con otros, porque era consciente de las muertes, de los abusos y de los saqueos" que padecía el país, afirmó el fiscal holandés John Lucas, citado por la agencia misionera de noticias MISNA.

Titular del Hotel Africa en la capital de Liberia, Monrovia, y propietario de las compañías madereras Oriental Timber Company (OTC) y Royal Timber Corporation (RTC), así como de 3,5 millones de acres de bosques, este empresario de 62 años de edad era uno de los principales apoyos --un "hombre de confianza", según Lucas-- del ex presidente liberiano Charles Taylor.

Según la acusación, 'Mister Gus' --conocido también como el comerciante de "madera ensangrentada"-- facilitaba armas a los rebeldes sierraleoneses del Frente Revolucionario Unido (RUF) a cambio de concesiones para la exportación de madera de valor.

Asimismo, también participó en la tarea de formación de mercenarios para el conflicto liberiano, aparte de que --siempre según la acusación-- las milicias de seguridad de sus compañías estuvieron implicadas en asesinatos de civiles.

En su requisitoria, Lucas citó el Derecho Internacional para explicar que los cargos presentados contra Kouwenhoven corresponden a "crímenes de guerra". Entre hoy y mañana presentará la defensa sus argumentos, y el veredicto está previsto para principios o mediados de junio.

El ex presidente Taylor, protagonista del conflicto in Liberia (1989-2003), ha sido detenido recientemente y entregado al Tribunal Penal de la ONU para Sierra Leona bajo la acusación de crímenes de guerra por su apoyo a los rebeldes del RUF durante el conflicto de 1991-2001.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies