Libia cierra dos centros de detención de migrantes debido a sus malas condiciones

Migrantes detenidos a las afueras de Trípoli
REUTERS / HANI AMARA
Publicado 01/03/2018 6:19:05CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Libia han cerrado dos centros de detención de migrantes en los últimos días debido a las malas condiciones y el hecho de que estuvieran en zonas residenciales, según han informado fuentes oficiales.

Un total de 18 centros han sido cerrados en los últimos meses, si bien otros 34 siguen abiertos en el país, que se ha convertido en uno de los principales puntos de tránsito de migrantes hacia Europa.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha confirmado que los cierres tuvieron lugar el martes, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.

Esta misma semana, el departamento contra la Migración Irregular ha señalado que otros centros tendrán que cerrar sus puertas debido a que no cumplen los estándares mínimos que garanticen un respeto a los Derechos Humanos.

El presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Peter Maurer, reclamó en febrero el desarrollo de políticas migratorias en Libia que promuevan la "protección" de las personas vulnerables y "alternativas" a los centros de detención, algo para lo que pidió especialmente la contribución de los países europeos.

"Instamos enormemente a los políticos a apoyar a Libia en el desarrollo de las políticas migratorias que exploren alternativas a la detención e incorporen plenamente medidas para la protección de los migrantes vulnerables", dijo al término de un viaje de tres días al país norteafricano en el que visitó Trípoli, Tobruk y Benghazi.

Según el CICR, miles de personas se encuentran recluidas en unos centros que aparentemente "no cumplen los requisitos estructurales y las condiciones materiales básicas para garantizar un trato humano y digno".

La organización admitió en un comunicado que todos los países tienen derecho a regular la inmigración, pero advirtió del riesgo de que las restricciones conlleven que las personas queden "atrapadas" o sean devueltas a un país donde pueden sufrir abusos.