El líder del autoproclamado Gobierno de Salvación Nacional de Libia anuncia la retirada de sus fuerzas de Trípoli

Publicado 30/05/2017 1:53:17CET

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El líder del autoproclamado Gobierno de Salvación Nacional de Libia, Jalifa Gwell, ha asegurado este lunes que sus fuerzas se han retirado de la capital, Trípoli, para proteger la ciudad de nuevos daños.

Gwell, quien en octubre de 2016 encabezó un golpe de Estado contra el gobierno de unidad surgido tras un acuerdo que contó con la mediación de Naciones Unidas, ha vuelto a pedir la formación de un nuevo Ejecutivo pactado dentro del país y presumiblemente encabezado por él mismo.

Asimismo, ha acusado al Consejo Presidencial --parte del gobierno de unidad-- de "comprar" milicias responsables de la inseguridad, tildando al organismo de "consejo de la desgracia", según ha informado el diario local 'The Libya Herald'.

Este mismo diario ha indicado que las milicias leales a Gwell se habrían retirado hacia las localidades de Zawia, Sabraza y Tarhuna. De esta manera, las brigadas presentes en la capital respaldan al gobierno de unidad.

El anuncio de Gwell ha llegado apenas un día después de que milicias leales al gobierno de unidad tomaran la carretera que conecta la capital con su aeropuerto internacional tras la retirada de varias brigadas aliadas con Gwell.

El gobierno de unidad surgido tras un acuerdo mediado por Naciones Unidas se instaló hace meses en la capital, Trípoli, para intentar unificar el país políticamente, aunque por el momento la situación sigue altamente fragmentada.

El mariscal de campo Jalifa Haftar y el gobierno asentado en el este del país se han negado a reconocer la autoridad del gobierno de unidad, y propio Haftar ha tildado de "terroristas" a las tropas leales al mismo.

Sin embargo, la situación sufrió un cambio a principios de mes después de un encuentro entre Haftar y el primer ministro del gobierno de unidad, Fayez Serraj, en la que acordaron celebrar elecciones antes de marzo de 2018. El pacto no ha sido aún ratificado.

Por contra, Gwell rechazó el acuerdo y pidió un proceso interno para resolver la fragmentación que sufre el país, con tres gobiernos.

El intento de golpe estuvo encabezado por Gwell --quien ya fuera primer ministro de otro gobierno autoproclamado con sede en Trípoli--, quien ganó apoyos en las semanas posteriores gracias a los crecientes respaldos anunciados por diversas milicias que operan en el oeste del país y en la propia capital.

La situación se ha deteriorado en las últimas semanas, especialmente después de la toma por parte de una brigada aliada al gobierno de unidad de la base aérea de Brak al Shati, que se habría saldado con al menos 140 muertos.

La base de Brak el Shati fue tomada el 19 de mayo por la Brigada 201 --anteriormente Tercera Fuerza--, integrada en el Ministerio de Defensa del gobierno de unidad, con el respaldo del Consejo de la Shura de los Revolucionarios de Benghazi (CSRB).

La base se encontraba hasta entonces bajo control de las tropas de la conocida como 'Operación Dignidad', encabezada por Haftar, jefe del Ejército leal al gobierno asentado en el este del país.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies