El líder del CHP espera que su "marcha de la justicia" haya quitado "la camisa de miedo" a la población turca

 

El líder del CHP espera que su "marcha de la justicia" haya quitado "la camisa de miedo" a la población turca

El líder del CHP, Kemal Kiliçdaroglu inicia una marcha de Ankara a Estambul
REUTERS / STRINGER .
Publicado 07/07/2017 19:26:04CET

TUZLA (TURQUÍA), 7 Jul. (Reuters/EP) -

El líder opositor turco Kemal Kilicdaroglu ha defendido este viernes la utilidad de su "marcha de la justicia", que terminará en pocos días en Estambul, y que comenzó para protestar contra las políticas represivas del Gobierno y convencer a la población de que se "deshaga de la camisa de miedo".

Decenas de miles de personas han apoyado al jefe del Partido Republicano del Pueblo (CHP, por sus siglas en inglés) en la marcha de 450 kilómetros que comenzó en Ankara el 15 de junio y terminará en Estambul en los próximos días.

La marcha se inició por el encarcelamiento de uno de sus diputados, pero más tarde se ha ampliado en protesta contra las medidas represivas que el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan, que el jueves detuvo a la directora de Amnistía Internacional en Turquía.

"Miles de funcionarios públicos, maestros, periodistas han sido encarcelados o despedidos y nadie puede hablar, por eso esta marcha ha servido para quitarnos esa camisa de miedo, por justicia", ha declarado a Reuters Kilicdaroglu, quien ha asegurado estar "contento porque hemos alcanzado nuestro objetivo".

"Lucharemos por (la justicia) dentro y fuera del Parlamento", ha clamado. El eslogan que le ha acompañado durante la marcha ha sido "justicia", palabra que lleva impresa en su camiseta y gorra.

Erdogan ha acusado a los manifestantes de "colaborar con grupos terroristas", en referencia a las milicias kurdas, y de ser seguidores de Fethulá Gulen, un clérigo exiliado en Estados Unidos, a quien Turquía culpa de haber organizado el intento de golpe de Estado el verano de 2016.

El Gobierno justifica las medidas interpuestas tras el intento de golpe de Estado de "necesarias" por la gravedad del ataque, donde murieron más de 240 personas.

Hasta 50.000 manifestantes han acompañado este viernes a Kilicdaroglu y el domingo va a celebrarse un mitin en Estambul con el apoyo del Partido Democrático de los Pueblos, pro-kurdo y el tercero más votado del país.

"El enfrentamiento en el Parlamento será más duro en los próximos días porque quieren limitar nuestro derecho a hablar cambiando los estatutos internos, y no podemos tolerar eso", ha dicho Kilicdaroglu. "Esta batalla se endurecerá e incluso puede llegar a las calles", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies