El líder de opositor de Kenia asegura que mantener las elecciones presidenciales sería ilegal

Contador
Raila Odinga
REUTERS / PETER NICHOLLS
Publicado 13/10/2017 17:11:25CET

LONDRES, 13 Oct. (Reuters/EP) -

El líder de la oposición en Kenia, Raila Odinga, ha asegurado este viernes que su retirada de las elecciones presidenciales obliga a "cancelar" dicha cita y abrir de nuevo la terna para presentar candidaturas, ya que considera que seguir adelante con los comicios sería "un incumplimiento de la ley".

Odinga debía enfrentarse con el presidente, Uhuru Kenyatta, el 26 de octubre, en una reedición de las elecciones celebradas el 8 de agosto. El Tribunal Supremo anuló los resultados dando por válidas algunas de las reclamaciones opositoras, incluidas las que acusaban a la Comisión Electoral de irregularidades.

Odinga decidió retirarse esta semana al considerar que siguen sin existir las garantías suficientes, pero el miércoles la Comisión aclaró que seguiría adelante con los comicios e incluyó en ellos a todos los candidatos originales, a pesar de que sólo dos --Odinga y Kenyatta-- superaron el 1 por ciento de los votos.

El líder opositor ha esgrimido que, según una sentencia dictada en 2013 por el Tribunal Supremo, la Comisión Electoral debería abrir ahora un plazo de 90 días en el que aceptar nuevas candidaturas. Lo contrario, ha añadido, sería "un incumplimiento de la ley".

"Si sigue adelante no es una elección, es una selección", ha denunciado Odinga, en una entrevista a la agencia Reuters en la que ha apelado al bien de la "democracia electoral" en Kenia. "Por lo que a nosotros respecta, las elecciones están canceladas", ha zanjado.

Odinga ha instado a la Comisión Electoral a "respetar al Tribunal Supremo y organizar las elecciones conforme a la ley" y ha advertido de que, "si es necesario", pedirán algún tipo de "aclaración", lo que abre la puerta a nuevos recursos judiciales.

MANIFESTACIONES

La tensión política se ha extendido también a las calles, con manifestaciones en algunas de las principales ciudades. En las tres mayores, la Policía ha utilizado gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes y una autoridad de la ciudad de Siaya, en el suroeste del país, ha confirmado el fallecimiento de dos personas durante las protestas.

El Gobierno anunció el jueves una prohibición de estas concentraciones en las zonas centrales de Nairobi, Mombasa y Kisumu. El Ministerio del Interior acusó a los manifestantes de provocar graves daños materiales. Las manifestaciones han sucedido finalmente, lo que ha motivado la intervención policial.

Odinga ha defendido el derecho de los ciudadanos kenianos a protestar contra la "dictadura benevolente". "Al enviar a la Policía a frenar a la gente con gases y balas, el Gobierno básicamente está violando los derechos fundamentales de la población", ha apostillado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies