Los líderes de Britain First declarados culpables de un delito de acoso religioso

Publicado 07/03/2018 18:44:19CET

LONDRES, 7 Mar. (Reuters/EP) -

Los líderes del partido de ultraderecha británico Britain First, que ganaron popularidad por el 'retweet' del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, han sido declarados culpables este miércoles por un delito de acoso religioso.

Paul Golding, de 36 años y líder de Britain First, y su diputada de 31 Jayda Fransen, fueron acusados de grabar y abusar de varios musulmanes que ellos creían envueltos en un juicio por violación.

Golding y Fransen publicaron sus abusos en la página web del partido y enviaron folletos ofensivos a las casas del barrio donde vivían los musulmanes.

"El caso demuestra que los acusados no están ejerciendo un derecho de libertad de expresión sino acosando a civiles inocentes", ha afirmado el fiscal general en un comunicado.

En noviembre, Trump retwiteó unos vídeos antimusulmanes publicados por Fransen, desatando el rechazo de todo Reino Unido, incluyendo la primera ministra, Theresa May.

Trump respondió en un primer momento a May argumentando que debería centrarse en "el terrorismo islámico radical que está ocupando todo Reino Unido", aunque en enero aclaró que no pretendía causar ninguna ofensa al país.

"Si me estás dicendo que son gente horrible, racista, entonces me disculparé si quieres", dijo Trump en una entrevista a la BBC. Fransen, condenada el año pasado por maltratar a una mujer musulmana, dijo que en ese momento Trump fue forzado a disculparse.

La semana pasada, la Fiscalía alertó de la seria y creciente amenaza de terrorismo de ultraderecha a la que se está enfrentando Reino Unido, a menudo alimentada por el extremismo en Internet. Golding y Fransen han acusado a las autoridades de persecución.