Los líderes talibán estarían dispuestos a romper con Al Qaeda para terminar la guerra

Combatientes talibán en Afganistán
© STRINGER AFGHANISTAN / REUTERS
Actualizado 07/02/2011 20:50:35 CET

LONDRES, 7 Feb. (Reuters/EP) -

Los líderes talibán afganos estarían dispuestos a romper con la red terrorista Al Qaeda para poner fin a la guerra de Afganistán, pero la política que aplica Estados Unidos está fomentando que haya milicianos cada vez más jóvenes y radicales y menos favorables a un posible acuerdo de paz, según un informe publicado este lunes por la Universidad de Nueva York.

El estudio, elaborado por los investigadores Alex Strick van Linschoten y Felix Kuehn, que trabajan en Kandahar, dice que los talibán podrían estar dispuestos a garantizar que el territorio afgano no es utilizado como base por grupos terroristas.

Sin embargo, las acciones emprendidas por Estados Unidos, como sus intentos de dividir a los talibán, "están haciendo cambiar a la insurgencia, creando sin querer oportunidades para que Al Qaeda alcance sus objetivos", advierte.

Según el informe, la relación entre los talibán y Al Qaeda ya era tensa antes y después de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, debido en parte a que sus raíces ideológicas son muy diferentes.

Al Qaeda se originó a partir del islamismo radical que surgió en Oriente Próximo, principalmente en Egipto, y, cuando se unió a la guerra contra los soviéticos en Afganistán, creó su propia versión de la 'yihad' (guerra santa musulmana) global.

Por su parte, los líderes talibán crecieron en el sur de Afganistán, una zona predominantemente rural, aislados de los acontecimientos internacionales. Muchos eran demasiado jóvenes para participar en la 'yihad' afgana y no tuvieron vínculos fuertes con Al Qaeda hasta 1996, cuando tomaron el poder.

"La relación entre Al Qaeda y los talibán durante la segunda mitad de los años noventa fue complicada y, a menudo, tensa", afirman los expertos de la Universidad de Nueva York. "Estos dos grupos sabían poco el uno del otro", añaden.

ATENTADOS DEL 11-S

Los dos autores del informe, que han publicado las memorias del ex embajador talibán en Islamabad Abdul Salam Zaeef, aseguran que los líderes talibán no sabían que se iban a cometer los atentados del 11-S. Según estos investigadores, los líderes talibán fueron manipulados por el jefe de Al Qaeda, Usama bin Laden, que se aprovechó de su falta de experiencia en asuntos internacionales.

Los talibán calcularon mal la reacción de Estados Unidos y pidieron pruebas de la implicación de Bin Laden en los atentados de Nueva York y Washington para poder decidir si lo entregaban para que fuese juzgado en otro país musulmán. "No hay duda de que, desde entonces y hasta ahora, los líderes han ido comprendiendo mejor el complejo mundo del islam político internacional y el coste de su política de hospitalidad", dice el estudio.

"MATRIMONIO DE CONVENIENCIA"

Los autores consideran que la ruptura de las relaciones entre los talibán y Al Qaeda, una condición fundamental que ha puesto Estados Unidos para alcanzar un acuerdo que ponga fin a la guerra, no sería algo tan complicado como algunos creen.

"Los talibán dicen que no pueden mostrar públicamente sus diferencias con los milicianos extranjeros porque por ahora mantienen un matrimonio de conveniencia", detalla el informe. Sin embargo, también han recalcado que no permitirán que Afganistán se utilice con fines terroristas y se han dado cuenta de la importancia que tiene esta afirmación para la comunidad internacional.

El estudio no precisa cómo deberían romper los talibán con Al Qaeda ni adónde irían los miembros del grupo terrorista si fuesen obligados a salir de la zona fronteriza entre Afganistán y Pakistán donde se refugian.

El informe también sugiere que, en un futuro, los talibán podrían estar dispuestos a colaborar con Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo internacional, aunque de momento su postura es que no negociarán mientras haya soldados extranjeros desplegados en Afganistán.

"Una opinión que sugirió en privado hace poco un destacado estratega político talibán es que las fuerzas talibán podrían llevar a cabo operaciones antiterroristas, incluidas operaciones conjuntas con las Fuerzas Especiales estadounidenses, contra Al Qaeda y, posiblemente, contra sus afiliados en la frontera entre Afganistán y Pakistán", señala el estudio, que indica que esta idea "muestra una flexibilidad considerable por parte de los líderes talibán".

Pero los investigadores advierten de que el hecho de que Estados Unidos intente acabar con comandantes talibán de nivel medio y que arreste a líderes talibán en Pakistán está perjudicando a los dirigentes más antiguos y favoreciendo el surgimiento de unos líderes más jóvenes y más próximos a Al Qaeda.

"Las nuevas generaciones son, potencialmente, una amenaza más seria. Estas nuevas generaciones de comandantes, que no recuerdan o recuerdan poco cómo era la sociedad afgana antes de la guerra soviética de los años 80, se mueven más por la ideología y son menos nacionalistas que las generaciones anteriores y, por tanto, menos pragmáticas", explican.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies