Líderes tribales piden al rey que frene la injerencia de Rania en política

 

Líderes tribales piden al rey que frene la injerencia de Rania en política

La Reina Rania de Jordania
Reuters
Actualizado 07/02/2011 8:53:07 CET

AMÁN, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Unos 36 miembros de las principales tribus jordanas han instado al rey Abdulá II a emprender una serie de reformas democráticas para frenar la injerencia de la reina Rania en la política nacional. En el caso de que sus demandas no sean atendidas, le han advertido de que impulsarán movilizaciones similares a las de Túnez y Egipto.

En un comunicado divulgado por el portal Ammon News y recogido por la cadena estadounidense CNN, los líderes tribales acusan a la consorte de "despilfarrar el dinero público para pulir su imagen personal". "Ella, sus aduladores y los poderes que se concentran a su alrededor están robando el dinero del país y de la población", recoge el texto.

Así, consideran que Rania ha actuado de la misma forma que Laila Trabelsi --mujer del derrocado presidente tunecino Zine el Abidine Ben Alí-- y Suzanne Mubarak --esposa del mandatario egipcio, Hosni Mubarak-- a quienes la población acusa de enriquecerse a costa de los fondos públicos y de las donaciones extranjeras a sus países.

"Ellas han sido las catalizadoras de los movimientos populares en sus países. Pero lo que está pasando en Jordania es aún peor", aseveran los firmantes del documento, al tiempo que advierten al monarca de que "acontecimientos similares a los de Túnez, Egipto y otros países árabes podrían ocurrir", si no ataja la corrupción.

Así, instan al rey a detallar el gasto público, especialmente en lo que se refiere a las ayudas procedentes de Estados Unidos y la Unión Europea, así como a reformar la ley electoral y a permitir una mayor libertad de expresión a través de los medios de comunicación.

Estas quejas son un raro precedente en Jordania, donde las tribus, que representan el 40 por ciento de la población, siempre han apoyado a la actual dinastía, presente en el país desde hace casi un siglo. No obstante, las críticas a Rania, una palestina de 40 años, no son nuevas, ya que la población ve con escepticismo su cercanía a Occidente.

Si bien, Abdulá ya ha tomado la iniciativa en este sentido, ya que la semana pasada destituyó al Gobierno y nombró un nuevo primer ministro, a quien encargo la labor de "adoptar medidas prácticas, rápidas y tangibles para lanzar un verdadero proceso de reforma, modernización y desarrollo integral" del país.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies