La Liga excluye cualquier acuerdo con el PD pero no cierra la puerta al Movimiento 5 Estrellas

Matteo Salvini, líder de la Liga
REUTERS / TONY GENTILE
Publicado 14/03/2018 17:48:48CET

ROMA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El líder de la Liga, Matteo Salvini, que capitanea la coalición del centro derecha, la más votada en las elecciones del 4 de marzo en Italia con un 37 por ciento de los votos, ha excluido cualquier acuerdo con el Partido Democrático (PD), pero ha dejado abierta la puerta al Movimiento 5 Estrellas (M5S).

"Sería irrespetuoso con los votantes implicar en el gobierno a los que han perdido elecciones", ha dicho en una conferencia ante la prensa extranjera en Roma sobre la formación del centro izquierda --todavía liderada por el ex primer ministro Matteo Renzi-- que obtuvo un pésimo resultado al quedarse en el 18 por ciento de los votos.

Salvini, que ha quintuplicado sus votantes respecto a los que tenía en 2013, no ha descartado alianzas con el M5S, la fuerza más votada en las elecciones con el 32 por ciento de los votos, pero ha dejado claro que será la coalición del centro-derecha la que finalmente decidirá sobre ese tema.

"Excluyendo al PD, todo es posible, incluso con el M5S", ha subrayado. Sin embargo, el principal escollo para el posible acuerdo entre los hombres de Salvini y los de Luigi Di Maio es el tres veces primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, quien ha llegado a decir del M5S que son "un depósito de chatarra mantenidos por la política" o que son "más peligrosos que los comunistas en el año 1994".

Preguntado específicamente sobre la postura del líder de Forza Italia, Salvini ha sido comedido al ser preguntado sobre un posible acuerdo con el M5S: "Hablo en nombre de la Liga. Será la coalición la que decidirá al final. Será una propuesta común".

Si bien ha especificado que con la fuerza que coordina el cómico Beppe Grillo "hay una diferencia cultural" que se basa sobre todo en la visión de las políticas sociales. "Nosotros queremos dar trabajo, pero su idea se fundamenta más en la asistencia que en la producción. Creemos que una ayuda económica indiscriminada a quién está en casa sea contraria al mérito", ha manifestado.

Salvini tampoco ha descartado un escenario futuro de elecciones, aunque ha dicho que esperan "que los italianos no vuelvan a votar porque se cansarán".

Como ya hiciera este martes desde Estrasburgo (Francia), sede del Parlamento Europeo, Salvini ha afirmado que las políticas bancarias y financieras de la Unión Europea deben ser revisadas, así como el euro. "Irreversible solo es la muerte, no la moneda", ha defendido en su alocución en la que ha negado que sea un euroescéptico.

"El objetivo es permanecer en la Unión Europea, pero Europa debe cambiar (...) Los euroescépticos son los que han gobernado Europa hasta ahora. El primero (Jean-Claude) Juncker. Son ellos los que han matado de hambre y han puesto de rodillas a sus ciudadanos", ha reseñado.

Salvini también ha negado que sea "racista" o "fascista" y para ello ha recordado que su partido ha aportado a la Cámara alta el "primer senador negro de la Historia italiana".

La primera fecha importante del calendario es el próximo 23 de marzo cuando se inaugurará oficialmente la XVIII legislatura italiana con la primera reunión del pleno de las dos cámaras del nuevo Parlamento: el Senado y la Cámara de los Diputados. A continuación comenzarán las discusiones para conformar gobierno, una meta complicada ya que ninguno de los partidos ha conseguido el 40 por ciento que marca la ley electoral como mínimo para gobernar en solitario.