El Likud impulsa dos proyectos de ley que entorpecen la investigación a Netanyahu por corrupción

Contador
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu
RONEN ZVULUN/REUTERS
Publicado 17/11/2017 19:22:24CET

JERUSALÉN, 17 Nov. (Reuters/EP) -

Dos diputados del Likud, el partido gobernante en Israel, han impulsado dos proyectos de ley que, de aprobarse, entorpecerían las investigaciones por corrupción que afectan al primer ministro, Benjamin Netanyahu, mientras la Fiscalía y la Policía denuncian presiones políticas.

Los miembros del Likud David Bitan y David Ansalem han impulsado dos proyectos de ley. Uno impediría que la Policía proporcione a los fiscales las conclusiones de los investigadores sobre si se deben presentar cargos contra los sospechosos. El segundo, conocido como la 'ley francesa' debido a las similitudes con la legislación en ese país, retrasaría cualquier investigación de un primer ministro hasta que deje el cargo.

Bitan ha justificado la propuesta porque una vez que la Policía publica sus hallazgos, la opinión pública condena a los sospechosos, incluso si finalmente son absueltos. Además, considera que quienes se oponen a los proyectos de ley están más preocupados por derrocar a Netanyahu que por la democracia. "Los proyectos de ley protegen la democracia. Los sospechosos también tienen derechos", ha declarado Bitan a Reuters.

El proyecto de ley sobre el secreto policial ya tiene el primer borrador aprobado y, de salir adelante, afectaría a las investigaciones en curso contra Netanyahu. La 'ley francesa' aún no se ha aprobado y Bitan ha afirmado que no se aplicaría a las actuales investigaciones contra el primer ministro, pero si se aprueba, podría afectar a cualquier movimiento legal futuro que le afecte.

El fiscal general israelí, Avichai Mandelblit, ha declarado que los legisladores tienen derecho a proponer proyectos de ley, pero "este lote no es inocente", ha dicho, en alusión a las posibles motivaciones políticas del Likud. Además, ha denunciado estar "siendo atacado en todos los frentes con medios que no están dentro de las reglas del juego democrático".

Por su parte, la Policía ha denunciado en un comunicado a Reuters haber recibido presiones políticas. "La Policía se mantendrá con su decidida lucha contra el crimen y la corrupción, seguirá prestando servicios al público y no será disuadida por ningún intento de debilitarla", ha remarcado.

Netanyahu está implicado en dos escándalos de corrupción. En el primero, llamado 'Caso 1000', se investiga si Netanyahu aceptó regalos como sobornos a cambio de favorecer los intereses de determinadas personas. En el 'Caso 2000, se estudia si negoció con el responsable del periódico 'Yedioth Ahronoth' una cobertura favorable a su Gobierno.

En los últimos días han sido detenidas dos personas de su entorno por el denominado 'Caso 3000', que aún no le afecta directamente, en el que se analizan posibles irregularidades en la compra de tres submarinos y cuatro barcos a Alemania valorados en un total de 2.000 millones de euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies