Lima desplegará al Ejército en las inmediaciones del Oleoducto Norperuano en un intento por frenar los ataques

Publicado 02/03/2018 3:53:47CET

LIMA, 2 Mar. (Reuters/EP) -

Las autoridades de Perú han anunciado que declararán el Oleoducto Norperuano "activo estratégico" para poder desplegar efectivos del Ejército en sus inmediaciones en un intento por frenar los ataques registrados en la zona durante los últimos dos años.

El portavoz de la petrolera estatal Petroperú ha informado a la agencia de noticias Reuters de que Gobierno del presidente, Pedro Pablo Kuczynski, tiene intención de solicitar ante el Congreso que se apruebe tal medida de cara a los "próximos días".

Los ataques registrados en la región amazónica han levantado la preocupación de los inversores, según ha indicado la gerente de Petroperú Beatriz Alva Hart, que se encarga de gestionar las relaciones entre la empresa y las comunidades cercanas al oleoducto.

El Oleoducto Norcoreano, de 1.106 kilómetros de largo, transporta el crudo desde los campos de la selva amazónica, que se encuentran administrados por las empresas Frontera Energy Corp y Perenco, hasta la refinería de Petroperú en la costa del Pacífico.

"Estamos agotando todos los esfuerzos por mantener la integridad de nuestro oleoducto", ha aseverado Alva Hart. "El oleoducto será calificado próximamente como una infraestructura o como un bien estratégico del Estado peruano", lo que permitirá que sea protegido por el Ejército y no sólo por la Policía, ha destacado.

Alva Hart ha explicado que una tubería resultó dañada este martes, lo que provocó el derrame de unos 40 barriles en una sección que se encontraba inactiva desde enero debido a una serie de problemas por la calidad del crudo.

En un intento por lograr una reducción de los ataques, Petroperú ha decidido no volver a contratar empresas locales o mano de obra local para las labores de limpiezas, por lo que utilizará compañías y trabajadores provenientes de otras zonas. "Ya no vamos a contratar a este tipo de empresas porque es como si hubiera un circulo perverso", ha asegurado.

Los líderes indígenas han pedido reiteradamente a Petroperú y a las autoridades que pongan en marcha las medidas necesarias para detener los derrames y mitigar el impacto de las operaciones en las comunidades que dependen de la tierra, el agua y la vida silvestre de la zona para sobrevivir.