Llega a Alemania el joven iraquí extraditado sospechoso de violar y matar a una joven alemana

Publicado 10/06/2018 4:36:01CET

BERLÍN, 10 Jun. (DPA/EP) -

El ciudadano iraquí sospechoso de asesinar a una joven de 14 años en Alemania y detenido en su país de origen tras huir de la potencia europea, llegó hoy por la tarde a Frankfurt tras ser extraditado por las autoridades kurdas, según ha informado este sábado el ministro de Interior alemán, Horst Seehofer.

"Me alegra que el presunto sospechoso buscado por la justicia alemana esté de regreso en Alemania", ha declarado Seehofer. "Así, la investigación puede ser impulsada rápidamente", ha añadido.

El sospechoso será trasladado desde Frankfurt a la sede policial de Westhessen, en la localidad de Wiesbaden, donde será interrogado, según ha informado la agencia alemana de noticias DPA. Este domingo por la mañana será presentado ante el juez.

Los periódicos alemanes 'Wiesbadener Kurier' y 'Allgemeine Zeitung Mainz' así como con el 'Frankfurter Allgemeine Zeitung', habían avanzado que el joven, detenido el viernes en el norte de Irak, permaneció en las últimas horas bajo custodia de las fuerzas de seguridad kurdas, quienes tenían previsto entregarlo a la Policía alemana en Fránkfurt.

En la cárcel iraquí en la que se encontraba retenido, el hombre confesó ante las autoridades de su país haber acabado con la vida de la adolescente, según indican ambos medios.

Las autoridades alemanas informaron el jueves de que Ali B. abandonó el país desde el aeropuerto de Düsseldorf rumbo a Irak, vía Turquía, con sus padres y cinco hermanos el pasado 31 de mayo, con un salvoconducto emitido presuntamente por la embajada de Irak y donde aparecían nombres diferentes a los de sus pasaportes y que usaron para sus billetes de avión.

La huida, unida a que la solicitud de asilo de Ali B. fue rechazada a finales de 2016 - a pesar de que su proceso continuaba abierto después de que un abogado recurriera la decisión- ha reabierto el debate sobre la política de refugiados y ha llevado a los políticos a reclamar que se aclare todo lo sucedido.

Durante dos semanas, la Policía estuvo buscando a la joven fallecida, Susanna, desaparecida el pasado 22 de mayo. Su cuerpo apareció finalmente el miércoles en un agujero en un terreno de difícil acceso en la vecina Wiesbaden y su identidad fue confirmada el jueves.

De acuerdo con el informe policial, la estudiante fue estrangulada. Tenía signos de violencia en el cuello, según explicó el fiscal superior Achim Toma sin entrar en más detalles. Los investigadores creen que la joven fue asesinada para encubrir una violación.

Según la Policía, la joven acudía con frecuencia al centro de refugiados en Wiesbaden, ya que conocía al hermano del iraquí sospechoso.

En un primer momento se detuvo a otro solicitante de asilo, pero posteriormente este quedó en libertad al no existir "sospechas de relevancia" contra él.

Desde la formación ultraderechista e islamófoba Alternativa para Alemania (AfD), la tercera fuerza política en el país, han hecho un llamamiento contra la migración bajo el lema "Ya basta, hay que asumir finalmente las consecuencias", relacionando de forma directa la criminalidad con los refugiados.