Llega a Egipto el ex primer ministro Ahmed Shafiq tras ser deportado de Emiratos Árabes Unidos

Ahmed Shafiq, candidato a las elecciones presidenciales de 2018 en Egipto
REUTERS / AMR DALSH
Publicado 03/12/2017 0:35:03CET

EL CAIRO, 3 Dic. (Reuters/EP) -

El ex primer ministro egipcio Ahmed shafiq, que la semana pasada anunció sus planes de presentarse como candidato a las elecciones presidenciales en 2018, ha sido deportado de Emiratos Árabes Unidos este sábado y horas después ha llegado a El Cairo, según ha informado su familia.

Shafiq, un excomandante de las Fuerzas Aéreas egipcias y ministro del Gobierno, es el potencial adversario más fuerte que tendría el presidente de Egipto, Abdel Fatá al Sisi, en las elecciones presidenciales de 2018.

Con alta seguridad en el aeropuerto de El Cairo, Shafiq ha aterrizado este sábado por la noche en un avión privado, según han informado fuentes del aeropuerto.

Las autoridades egipcias han escoltado al ex primer ministro en una caravana que le esperaba en las afueras del aeropuerto, según ha informado un testigo a Reuters.

El paradero de Shafiq se desconoce, según ha informado su familia horas después de que saliera del aeropuerto y aún no se ha emitido ninguna declaración sobre su ubicación.

Shafiq abandonó Emiratos Árabes Unidos, un país aliado del Gobierno de al Sisi, y viajó hacia Egipto, según ha informado la agencia de noticias emiratí WAM, que ha asegurado que la familia del ex primer ministro se ha quedado en Emiratos Árabes Unidos.

Su hija, May, ha confirmado que las autoridades entraron esta mañana en su domicilio para deportarle a El Cairo. "Estábamos a punto de viajar a Francia cuando vinieron y se lo llevaron. Le han deportado en un avión privado. Dijeron que iban a deportarle a Egipto. Simplemente por decir que iba a comparecer a las elecciones", ha lamentado su hija a Reuters.

Shafiq abandonó Egipto hace cinco años, donde fue condenado 'in absentia' por corrupción, cargos de los que finalmente quedó absuelto.

Un número indeterminado de líderes políticos habían manifestado su apoyo a la candidatura de Shafiq a las elecciones de 2018 al asegurar que debe respetarse su derecho a presentarse, ya que no existen razones legales que se lo impidan formalmente.

Por su parte, Jaled Ali, otro de los potenciales candidatos a la Presidencia, ha declarado que cualquier adversario será bienvenido porque así se conseguirán unas elecciones más competitivas.

Shafiq fue primer ministro solo un mes durante la Primavera Árabe de 2011 y tras su derrota en las elecciones presidenciales ante el islamista Mohamed Mursi acabó abandonando Egipto.