Localizan seis nuevos cadáveres junto a los restos del avión de AirAsia siniestrado en el mar de Java

Partes del fuselaje del avión de AirAsia
OKA SUDIATMIKA/WIKIMEDIA COMMONS
Publicado 22/01/2015 12:01:18CET

YAKARTA, 22 Ene. (Reuters/EP) -

Un grupo de buzos de Indonesia ha localizado este jueves seis cadáveres cerca del lugar donde se encontraron los restos del fuselaje del avión de AirAsia, que se estrelló en diciembre de 2014 en el mar de Java con 162 personas a bordo. Todavía no han sido capaces de entrar dentro de los restos donde se cree que se encuentran la mayoría de las víctimas, según fuentes de la Marina.

"Estaba muy oscuro, la visibilidad era muy limitada por lo que nuestros equipos de buceo no pudieron entrar", ha explicado el comandante de la flota occidental de la Armada, Widodo, a los periodistas que estaban a bordo del buque de guerra KRI Banda Aceh.

Las malas condiciones climáticas y la escasa visibilidad bajo el agua han obstaculizado las labores de rescate para recuperar los cuerpos de los fallecidos y poder emerger la parte principal de la aeronave desde el fondo del mar. Según ha subrayado Widodo, esperan conseguir recuperar el fuselaje este viernes mediante el uso de bolsas de aire gigantes adosadas a los restos.

Hasta el momento se han recuperado menos de un tercio de los cuerpos de las víctimas. Una operación de búsqueda y rescate internacional ha rescatado 59 cadáveres y recuperado las 'cajas negras' que proporcionarán pistas sobre por qué el avión se estrelló.

VUELO AIRASIA QZ8501

El vuelo de Indonesia AirAsia QZ8501 perdió el contacto con la torre de control por el mal tiempo, el 28 de diciembre de 2014, cuando llevaba menos de la mitad de su recorrido de dos horas desde la ciudad indonesia de Surabaya hasta Singapur. No hubo supervivientes entre las 162 personas que iban a bordo.

El miércoles, el ministro de Transportes de Indonesia, Ignasius Jonan, explicó que la aeronave ascendió "tan rápido" como un cazabombardero hasta que se le paró el motor y cayó al agua. En una comparecencia ante el Parlamento, Jonan aseguró que el Airbus A320-200 ascendió a una velocidad de 6.000 pies por minuto, equivalente a unos 1.828 metros por minutos, y ha subrayado que ningún avión de pasajeros ni ningún caza intentaría ascender tan rápido.

"La velocidad media de un vuelo comercial está probablemente entre los 1.000 y los 2.000 pies por minuto porque el avión no está diseñado para volar tan rápido", concretó a la BBC.

El Comité Nacional de Seguridad de Transporte (NTSC), que se encarga de investigar el accidente, ha anunciado que para la próxima semana hará públicas algunas de sus conclusiones. Para conocer el informe final habrá que esperar al menos un año.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies