Londres ve "absurdo" que Rusia niegue que está detrás del ataque contra Skripal y agradece apoyo de la UE

Boris Johnson
REUTERS / FRANCOIS LENOIR
Publicado 19/03/2018 10:22:00CET

BRUSELAS, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, ha considerado que las explicaciones de Rusia para rechazar su implicación en el ataque con gas nervioso contra el exespía ruso Sergei Skripal y de su hija en Salisbury son "cada vez más absurdas" y ha agradecido las muestras de apoyo de sus socios de la Unión Europea por el ataque químico en suelo británico.

"Las negaciones de Rusia son cada vez más absurdas. En un momento dicen que nunca desarrollaron (el agente) Novichok, en otro dicen que sí desarrollaron Novichok pero que destruyeron todos sus arsenales y luego dicen que algunos de ellos misteriosamente han desaparecido en Suecia, República Checa, Eslovaquia, Estados Unidos o incluso en Reino Unido", ha criticado el jefe de la diplomacia británica, Boris Johnson, a su llegada a la reunión con sus homólogos de la UE, donde les informará del incidente y las investigaciones en marcha.

Johnson ha asegurado que "la gente ve esto como una estrategia rusa clásica de intentar esconder la aguja de la verdad en la paja de las mentiras y la ofuscación" y ha recordado que este lunes llegan expertos de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) "para recoger pruebas en Salisbury".

"Doce años después del asesinato de (el también exespía ruso) Alexander Litvinenko en Londres, ya no engañan a nadie", ha remachado el británico.

"No hay ningún país en la mesa aquí en Bruselas que no se haya visto afectado en años recientes por algún tipo de comportamiento maligno o disruptivo ruso y por eso creo que la fuerza y la determinación de nuestros amigos europeos es tan sorprendente hoy", ha apostillado.

Así, Johnson se ha dicho "alentado por la fuerza del apoyo que está recibiendo Reino Unido respecto al incidente de Salisbury", algo que ha achacado al hecho de que "Reino Unido está actuando escrupulosamente" conforme a las obligaciones del Tratado contra las Armas Químicas, al contrario que Rusia.