Macron avisa de que "en ningún caso" habrá una nueva 'jungla' en Calais

Emmanuel Macron
REUTERS / BENOIT TESSIER
Publicado 16/01/2018 15:58:09CET

PARÍS, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha prometido firmeza en el ámbito migratorio y ha advertido de que su Gobierno no dejará "en ningún caso" que se erija una nueva 'jungla' en la zona de Calais, en alusión al campamento desmantelado en octubre de 2016 y que llegó a albergar a unas 8.000 personas.

"No dejaremos que se reconstituya una jungla en Calais", ha prometido Macron durante un discurso pronunciado este martes en esta ciudad del norte de Francia, a la cual han llegado en estos últimos años miles de migrantes que aspiran a llegar a Reino Unido a través del túnel que recorre el canal de la Mancha.

En este sentido, el presidente galo ha subrayado que el Gobierno trabajará para que no pueda haber ningún "paso ilegal" en Calais, para que esta zona "no sea una puerta de entrada trasera en Inglaterra", según informa la cadena gala France Info.

Macron ha visitado un centro de recepción cerca de Calais y ha hablado tanto con autoridades locales como con solicitantes de asilo, con cuyas reivindicaciones ha querido empatizar. Así, ha reconocido que Francia tiene la "responsabilidad" de proteger a quienes huyen de situaciones de peligro, pero ha descartado que puedan entrar "millones de personas".

Las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos han acusado al Gobierno de llevar a cabo deportaciones masivas y de no tener en cuenta las precarias condiciones de quienes siguen instalados cerca de Calais, para los que incluso la Justicia ha reclamado unas mínimas condiciones de sanidad y saneamiento.

Macron ha afirmado que el Estado "se hará cargo" de la distribución de comida, que será distribuida "de manera organizada" y en "puntos móviles" que permitan descartar "cualquier instalación en los campamentos ilegales". Hasta ahora, de estas tareas se encargaban las ONG.

Macron también ha lanzado un mensaje a las fuerzas de seguridad para que sean "ejemplares" y actúen con contención. "No se tolerará ninguna falta de deontología" y, en caso de que ocurra, "habrá sanciones", ha afirmado el mandatario galo.

PREOCUPACIÓN POR EL BREXIT

La visita de Macron a Calais precede a la que realizará el jueves a Reino Unido, donde se verá con la primera ministra Theresa May. Ambos líderes prevén hablar del Brexit, de cuestiones migratorias y del acuerdo de Le Touquet suscrito en 2003, en base al cual Reino Unido tiene su frontera en Francia y este último país lleva a cabo controles fronterizos en territorios británicos.

Macron aspira a pedir más recursos a cambio de estas tareas de vigilancia migratoria y él mismo ha confirmado que trasladará las preocupaciones de la región septentrional de Francia con la inminente ruptura entre Reino Unido y la UE, prevista para marzo de 2019.