Macron lanza un plan contra la pobreza de 8.000 millones de euros

Emmanuel Macron
REUTERS / POOL NEW
Publicado 13/09/2018 15:55:37CET

PARÍS, 13 Sep. (Reuters/EP) -

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha desvelado este jueves un plan de 8.000 millones de euros para combatir la pobreza que estará centrado en niños y jóvenes y en ayudar a la búsqueda de empleo, de cara a librar "un combate vital" frente a unas estadísticas que sigue considerando un "escándalo".

Macron, etiquetado desde su llegada como el 'presidente de los ricos', considera que el actual modelo social no tiene en cuenta como debería las necesidades de la población más desfavorecidas. Más de nueve millones de personas --el 14 por ciento de la población-- vivían en 2016 por debajo del umbral de la pobreza, situado en Francia en 1.026 euros mensuales.

El plan de Macron pasa, entre otras cuestiones, por ampliar el acceso a las guarderías y las ayudas económicas a los padres, así como por ofrecer desayunos en las escuelas de educación primaria que estén situadas en zonas consideradas prioritarias.

La educación obligatoria se ampliará hasta los 18 años, con el objetivo de combatir unas tasas de abandono que dejan a 60.000 jóvenes cada año fuera del sistema educativo y de inserción laboral. Además, el Gobierno prevé ampliar hasta los 21 años la ayuda social a la infancia (ASE, por sus siglas en francés).

En materia de empleo, Macron aspira a crear "un verdadero servicio público de inserción" y dar un impulso a los contratos que permiten la entrada en el mercado laboral de las personas teóricamente con menos opciones. Macron espera que el número de contratos con ayudas pase durante su mandato de 100.000 a 240.000.

El plan pasa también por fusionar en 2020 el mayor número de prestaciones sociales, dentro de un "ingreso universal de actividad" que contemplará también "deberes" para sus receptores. "Se generalizará y firmará un contrato de compromisos y responsabilidades recíprocas", de tal forma que, por ejemplo, no se puedan rechazar dos ofertas "razonables" de empleo.

Un 79 por ciento de los ciudadanos galos no confían en Macron para atender las necesidades de las clases bajas y un 76 por ciento creen que su política favorece a las rentas más altas, según un sondeo publicado por la cadena BFM TV

Contador