Macron, un paso más cerca de la mayoría absoluta ante la preocupación de la oposición

 

Macron, un paso más cerca de la mayoría absoluta ante la preocupación de la oposición

Emmanuel Macron vota en las legislativas
POOL NEW/REUTERS
Publicado 12/06/2017 12:28:54CET

La abstención récord y la debacle socialista, junto al hundimiento conservador, las claves de la jornada

PARÍS, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente francés, Emmanuel Macron, está un paso más cerca de hacerse con una mayoría absoluta en la Asamblea Nacional para llevar a la práctica su proyecto para Francia tras la clara victoria de su partido, La República en Marcha (LREM), y sus aliados en la primera vuelta de las legislativas de este domingo, en las que la abstención ha sido del 51,29 por ciento.

De los 577 escaños en liza, solo cuatro han quedado adjudicados en primera vuelta tras obtener los candidatos más del 50 por ciento de los votos, mientras que el resto se dirimirá en la segunda vuelta del próximo 18 de junio.

La fuerza más votada ha sido el partido de Macron y sus aliados, con el 32,32 por ciento, seguidos por Los Republicanos y sus aliados (con el 21,56 por ciento); el ultraderechista Frente Nacional (13,2 por ciento), La Francia Insumisa (11,02 por ciento) y el Partido Socialista (7,44 por ciento). Más lejos quedarían Europa Ecología-Los Verdes (4,3 por ciento), el Partido Comunista (2,72 por ciento) y otras formaciones.

A tenor del resultado obtenido esta primera vuelta, LREM y Movimiento Democrático (MoDem), partido que también respalda a Macron, podrían dar al presidente un mayoría absoluta de entre 400 y 440 escaños, según las proyecciones, seguido muy de lejos por Los Republicanos y sus aliados, con entre 95 y 132 escaños; el Partido Socialista, con entre 15 y 25; Francia Insumisa, con entre 13 y 23; y el Frente Nacional, con entre 2 y 5 representantes.

En total, según los datos publicados por el Ministerio del Interior, habrá 572 duelos, en la mayoría de los cuales habrá un candidato de LREM o de MoDem frente a un rival de otra formación, principalmente Los Republicanos (199 choques). Asimismo, estas elecciones depararán un único 'triangular' en el que se medirán un candidato de LREM, uno de Los Republicanos y uno del Frente Nacional.

De los 468 candidatos que presentó el partido del nuevo presidente, 400 han quedado primeros en sus circunscripciones, mientras que 58 han quedado segundos y solo diez han quedado eliminados. En cuanto a los candidatos del MoDem, de las 109 circunscripciones en las que han competido han quedado primeros en 52 y segundos en 11.

MENSAJE DE LOS FRANCESES

En su primera valoración del resultado, el primer ministro Edouard Philippe, ha destacado que "pese a la abstención, el mensaje de los franceses carece de ambigüedad y por tercera vez consecutiva han sido millones los que han confirmado su apego al proyecto de renovación y reconquista del presidente".

En cuanto a la histórica abstención, Philippe ha considerado que es "consecuencia de la desmovilización de algunas formaciones políticas que no han conseguido visiblemente encontrar un segundo respiro tras perder las presidenciales" y también de una parte del electorado "para el que la elección presidencial ha cerrado el debate". Así las cosas, ha apelado a votar en la segunda vuelta.

Entretanto, desde la oposición, se ve con preocupación la mayoría absoluta de la que gozará Macron, adelantada ya por los sondeos previos a la primera vuelta, y advierte del riesgo de que el presidente no tenga frente a sí una oposición que pueda plantarle cara.

El bloque de centro-derecha, que tras las presidenciales aspiraba a forzar una cohabitación, ha registrado un resultado "peor" de lo esperado, según ha reconocido un diputado. El jefe de campaña de Los Republicanos, François Baroin, ha confiado en que todavía es posible un "sobresalto" en segunda vuelta y ha calificado de "preocupante" la elevada abstención.

Baroin ha puesto el acento en la necesidad de "poderes equilibrados y no concentrados" en Francia. "El debate es indispensable", ha insistido, subrayando que "los franceses aspiran a la claridad".

DEBACLE SOCIALISTA

La jornada ha sido especialmente dura para el Partido Socialista, que ha visto cómo su secretario general, Jean-Christophe Cambádelis, y su candidato presidencial, Benoît Hamon, quedaban fuera de la segunda vuelta, igual que otros antiguos ministros de la formación. Los socialistas contaban con 285 escaños en la Asamblea saliente.

Cambadélis también ha resaltado la histórica abstención, "no vista desde 1958" y ha reconocido "el retroceso sin precedentes de la izquierda y principalmente del Partido Socialista". "No es ni sano ni deseable que un presidente que obtuvo el 24 po ciento de los votos en primera vuelta y ganó la segunda por el mero rechazo al Frente Nacional, se beneficie del monopolio de la representación democrática", ha advertido.

Quien ha conseguido salvarse del mal resultado de sus antiguos compañeros de filas ha sido el exprimer ministro Manuel Valls, quien ha quedado primero en la circunscripción de Essone por la que opta a un escaño, con el 25,5 por ciento de los votos. Valls trató de entrar en la lista de LREM, pero el partido le dejó fuera, aunque no presentó rival contra él en su circunscripción, permitiéndole concurrir como "mayoría presidencial".

LE PEN, A SEGUNDA VUELTA

Para el Frente Nacional tampoco ha sido una buena jornada. La aspiración de los de Marine Le Pen era conseguir formar grupo parlamentario, para lo cual se necesitan quince diputados, pero los resultados de esta primera vuelta no invitan al optimismo y además cabe esperar que sus candidatos para la segunda se topen con un frente común del resto de partidos.

Aunque la líder del partido pasará a segunda vuelta tras obtener más del 46 por ciento de los votos en su circunscripción, entre los que han quedado fuera figura Nicolas Bay, su secretario general. "Incontestablemente es una decepción", ha admitido Bay respecto al resultado del partido.

A la formación ultraderechista también le preocupa el dominio absoluto de los aliados de Macron en la Asamblea. "No podemos dejar que haya 400 diputados de En Marcha. Hay que movilizarse masivamente para la segunda vuelta", ha defendido el vicepresidente del partido, Florian Philippot. Por su parte, el senador del Frente Nacional David Rachline ha apelado a instaurar un sistema proporcional.

MÉLENCHON CONTRA LOS "PLENOS PODERES" PARA MACRON

Al líder de Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, que ha conseguido dejar fuera al diputado socialista de Marsella por cuyo escaño concurría de cara a la segunda vuelta, también le preocupa la aplastante mayoría de que dispondrá Macron.

Los resultados de esta primera vuelta, ha valorado, "muestran una situación política totalmente inestable y engañosa". "No hay una mayoría para destruir el Código de Trabajo, mimar a los ricos y demás cosas incluidas en el programa del presidente", ha lamentado.

"Nos corresponde a nosotros convencer al país de que hace falta otra cosa", ha añadido, apelando a los franceses a que valoren su "responsabilidad" de cara a la segunda vuelta. "No déis plenos poderes al partido del presidente. Estad vigilantes y atentos. Allá donde tengáis la posibilidad de hacerlo, votad a Francia Insumisa", ha defendido.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies