La madre de Berta Cáceres responsabiliza al Estado del asesinato de su hija

 

La madre de Berta Cáceres responsabiliza al Estado del asesinato de su hija

Berta Cáceres en el río Gualcarque
GOLDMAN ENVIRONMENTAL PRIZE
Publicado 03/04/2016 19:54:29CET

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

La madre de la activista indígena ecologista hondureña Berta Cáceres, asesinada el 3 de marzo, ha publicado una carta en la que reprocha al Estado que había garantizado la seguridad de Cáceres. Además, la madre de la activista, Austra Bertha Flores, ha asegurado que no descansará hasta que consiga que el crimen no queda impune.

"El Estado de Honduras había asumido la responsabilidad de garantizar medidas cautelares para asegurar la vida de mi hija no cumplió con este compromiso internacional", destaca Flores en una carta recogida por la cadena TeleSur.

A pesar del mes transcurrido, Flores destaca que "pese a la presión nacional e internacional, el Estado no ha sido capaz de dar captura a los responsables materiales e intelectuales de este crimen que nos ha enlutado como familia y como pueblo".

"El Estado de Honduras criminalizó a mi hija usando la supuesta institucionalidad para montar sendos procesos en su contra, por el hecho de desempeñar una labor de defensora de los bienes comunes naturales y los derechos de los pueblos indígenas y negros de Honduras", añade.

En la misiva, Flores agradece la solidaridad recibida y solicita apoyo para que se haga justicia. "Expresarles que no quisiera partir de este mundo sin que se logre justicia para mi hija Bertita, quien ha dado la vida por nuestra madre tierra, los derechos de los pueblos indígenas y negros, las mujeres y los ríos", destaca.

"Sé que nadie ni nada podrá devolver la vida de mi hija, pero no voy a renunciar a enfrentar con decisión, con las fuerzas de mi vida, que aún me quedan, luchar para que el asesinato Bertita no quede en la impunidad", prosigue.

En la carta, Flores destaca la fortaleza que ha recibido del pueblo hondureño y defensores del medio ambiente, lo que le ha permitido mantenerse de pie ante el dolor. "A mis 83 años este crimen me ha golpeado duramente y sólo me mantengo con fortaleza por la solidaridad consecuente que he recibido de ustedes", destaca.

Además, Flores recuerda que "el Estado de Honduras ha aprobado concesiones de los bienes comunes naturales, incluyendo el río Gualcarque, río que es parte de la territorialidad lenca, sin impulsar un proceso de consulta previo libre e informado", lo cual incumple el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) suscrito por Honduras y que garantiza los derechos de los pueblos indígenas.

"La violación de este convenio ha generado tremenda conflictividad, en las comunidades que ha llevado a que se presenten hechos sangrientos, con asesinatos de los liderazgos indígenas y de ambientalistas", denuncia Flores. Con esta postura, el Estado "ha asumido un rol de defensor de los intereses particulares de las empresas extractivas".

Por todo ello, defiende la creación de "una comisión independiente que investigue este penoso asesinato, por que el Estado de Honduras cancele las concesiones de los bienes comunes naturales que se han otorgado en clara violación al convenio 169 de la OIT y particularmente del rio Gualcarque, que fue y es una lucha de mi hija en cualquier lugar en donde ella esté". Así, insta al Fondo de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) a declarar patrimonio natural y cultural de la Humanidad el río Gualcarque.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies