Maduro entrega al CNE su 'hoja de ruta' para convocar una Asamblea Constituyente "ciudadana"

 

Maduro entrega al CNE su 'hoja de ruta' para convocar una Asamblea Constituyente "ciudadana"

Contador
Nicolas Maduro con el decreto de convocatoria de la Constituyente
HANDOUT/REUTERS
Actualizado 03/05/2017 22:18:06 CET

CARACAS, 3 (EUROPA PRESS)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha acudido este miércoles a la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE) para entregar su propuesta para convocar una Asamblea Nacional Constituyente "ciudadana" con la que busca derrotar el supuesto "golpe de Estado" con el que la oposición y sus aliados regionales pretenderían hacer caer su Gobierno.

Maduro ha entregado la notificación formal a la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, quien ha leído los artículos de la Cara Magna sobre la Asamblea Constituyente --del 347 al 350-- para defender la legitimidad de dicha convocatoria. "Lo que se inicia hoy, un nuevo proceso constituyente, consolidará la República y llevará al país a la paz que todos merecemos", ha dicho Lucena.

El mandatario venezolano, por su parte, ha destacado que de esta forma ha entregado el poder el "pueblo" para que decida "el destino de la patria". "El pueblo debe decidir si quiere guerra o quiere paz; el pueblo debe decidir si quiere guarimba (violencia callejera) o si quiere Constituyente. Ustedes deciden", ha recalcado.

Maduro ha expresado su confianza en "el pueblo y la victoria" y ha señalado a la Mesa de Unidad Democrática (MUD) que esta es la oportunidad que esperaban para poder votar, respondiendo así a los numerosos llamamientos de la coalición opositora a adelantar los comicios presidenciales, previstos para 2019.

También, ha subrayado, es la oportunidad del 'chavismo' de revertir la "mayoría circunstancial" que la MUD obtuvo en las elecciones parlamentarias celebradas en 2015, que le permitieron controlar la Asamblea Nacional por primera vez en 16 años. "Podremos volver a los caminos de la victoria popular, bolivariana, chavista", ha sostenido.

ASAMBLEA CONSTITUYENTE

Maduro anunció el 1 de mayo, con motivo del Día Internacional del Trabajo, su intención de convocar una Asamblea Constituyente para "preservar la paz y estabilidad" de Venezuela, argumentando que es la única forma frente al "golpe de Estado" en marcha y la negativa de la MUD a volver a la mesa de negociaciones.

"Convoco una Asamblea Constituyente, ciudadana y de profunda participación popular, para que nuestro pueblo, como depositario del Poder Constituyente originario, con su voz suprema, pueda decidir el futuro de la patria, reafirmando los principios de independencia, soberanía, igualdad y paz", así como de "democracia participativa y protagónica, multiétnica y pluricultural", reza el decreto presidencial.

Maduro ha creado una comisión presidencial, dirigida por Elías Jaua, con la tarea de "elaborar una propuesta para las bases comiciales, territoriales y sectoriales, así como para los principales aspectos que servirán de fundamento a la conformación y funcionamiento de la Asamblea Constituyente, previa consulta a los más amplios sectores del país, garantizando el principio de participación directa".

El jefe de Estado solo ha detallado que la Asamblea Constituyente estará formada por 500 "ciudadanos" que, según ha precisado este miércoles, "serán elegidos libremente a través del voto universal directo y secreto" en las próximas semanas. La mitad, 250, serán elegidos de entre sectores de marcado corte oficialista.

El presidente, uno de los actores que puede impulsar la Asamblea Constituyente, según la Constitución venezolana, debe entregar al CNE una propuesta detallada sobre su creación y funcionamiento. En caso de controversia, deberá decidir el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

La MUD ha interpretado esta medida como una consumación del "autogolpe" y ha llamado a sus seguidores a continuar en las calles. La coalición opositora no ha dejado de manifestarse desde el 4 de abril por los fallos del TSJ que privaron al Parlamento de sus poderes y a los diputados de su inmunidad.

En 1999, nada más llegar al Palacio de Miraflores, el fallecido presidente Hugo Chávez convocó a un proceso constituyente que, entre otras cosas, derivó en un aumento a seis años del mandato presidencial y permitió a la población revocar los cargos públicos.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies