Maduro llama a "la lucha" al pueblo venezolano para evitar un "golpe de Estado"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Maduro llama a "la lucha" al pueblo venezolano para evitar un "golpe de Estado"

Nicolás Maduro
REUTERS
Publicado 26/10/2016 21:24:17CET

CARACAS, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha hecho este miércoles un llamamiento a "la lucha" del pueblo venezolano para evitar un "golpe de Estado" perpetrado desde la Asamblea Nacional, que pretende declarar su responsabilidad política por la crisis económica y social que sufre el país, lo cual podría empujarle hacia un juicio penal o administrativo.

"El pueblo está instalado en las calles y no lo para nadie (...) Yo llamo al respeto y a la convivencia, así como llamo a la lucha y al combate (...) contra aquellos que quieren llevarnos a la desestabilización", ha dicho a los manifestantes concentrados este miércoles frente al Palacio de Miraflores, sede del Gobierno.

Maduro ha alertado de que "la derecha desesperada" ha recibido "órdenes del imperio para acabar con la Revolución Bolivariana como sea". "Quieren un golpe de Estado y una intervención extranjera, pero aquí en Venezuela no habrá ninguna de las dos", ha sostenido.

Además, ha instado a la Mesa de Unidad Democrática (MUD) a sumarse sin fisuras al diálogo acordado con el Gobierno gracias a la mediación del Vaticano y de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), que estaba previsto para el 30 de octubre pero ha sido pospuesto 'sine die'.

"Solo le digo a la derecha que no engañen a su gente y dejen de inyectar odio a su gente", ha dicho y ha lanzado un mensaje directo al presidente de la Asamblea Nacional: "(Henry) Ramos Allup no te equivoques conmigo, no me subestimes, por este pueblo estoy dispuesto a hacer lo que sea".

Maduro ha dado este discurso arropado por las cientos de personas que se han citado frente al Palacio de Miraflores para expresar su apoyo al Gobierno el mismo día que la MUD había convocado la "Toma de Venezuela", una marcha opositora para restaurar el "hilo constitucional".

"Cualquier intento de movilización que ellos hagan, nos van a encontrar en la calle. Tenemos que mantener el control de la calle", ha explicado el vicepresidente venezolano, Aristóbulo Istúriz, según informa el diario local 'El Universal'.

CONSEJO DE DEFENSA NACIONAL

Maduro se ha sumado a los manifestantes 'chavistas' tras presidir la reunión del Consejo de Defensa Nacional que se ha celebrado este miércoles y que ha declarado "en sesión permanente" para garantizar la paz, en medio de la escalada de tensión con la oposición.

"Quiero que hoy nos instalemos en sesión permanente para atender esta coyuntura de fin de año 2016 con el mayor criterio y sabiduría posible para que, por encima de todas las cosas, reine la paz", ha indicado Maduro desde la sede del Gobierno.

Maduro ha recordado que el Consejo de Defensa ya se declaró en sesión permanente en marzo de 2015 en respuesta a la "la amenaza de (Barack) Obama contra Venezuela". "Quedará como una mancha en su vida", ha enfatizado, según informa Noticias 24.

El dirigente bolivariano convocó el martes al Consejo de Defensa "para que se activen todos los organismos de debate" con el fin de superar la crisis política, económica y social que asuela a la nación caribeña en los últimos años.

El Consejo de Defensa es un órgano constitucional cuyo objetivo es asesorar al Gobierno para fijar la estrategia de defensa de la soberanía e integridad territorial. Lo componen, además del presidente y sus ministros, los jefes del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y la Asamblea Nacional.

Maduro había invitado al presidente de la Asamblea Nacional, pero éste se ha negado a participar porque considera que se trata de un 'show'. "No voy a hacer el papel de tonto", ha dicho Ramos Allup en declaraciones a la prensa local.

"Lamento mucho que el presidente de la Asamblea Nacional continúe en desacato y no quiera dialogar. Aquí está su silla vacía", ha señalado Maduro al inicio de la reunión, que se ha transmitido en directo por los medios de comunicación.

CRISIS VENEZOLANA

La crisis política en Venezuela estalló tras las elecciones del pasado 6 de diciembre, que dieron lugar a una cohabitación inédita en la nación caribeña, con la oposición en la Asamblea Nacional y el 'chavismo' en el Palacio de Miraflores.

La coalición opositora puso en marcha varias leyes desde el Parlamento --que controla por primera vez en 16 años--, pero fueron vetadas por Maduro, incluida la Ley de Amnistía con la que pretendía liberar al líder opositor Leopoldo López.

La coalición activó el mecanismo constitucional para celebrar un referéndum con el que revocar el mandato de Maduro antes de que expire oficialmente, en 2019. Para llevar a unas elecciones anticipadas debe convocarse antes del 10 de enero de 2017 porque, de lo contrario, el vicepresidente, Aristóbulo Istúriz, seguiría gobernando.

A pesar de la presión ejercida por la MUD en las calles, la semana pasada el Consejo Nacional Electoral (CNE) anuló la recogida de firmas para la primera etapa del referéndum revocatorio en cinco estados y pospuso la segunda fase, prevista para el 26, 27 y 28 de octubre.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies