Maduro protesta por la "agresión" a su canciller, que podría tener la clavícula rota

Maduro
REUTERS
Actualizado 15/12/2016 12:20:15 CET

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha protestado por la presunta agresión sufrida por su ministra de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, cuando ésta trataba de asistir a la reunión de los estados fundadores del Mercado Común del Sur (MERCOSUR), en Argentina, donde se le ha vetado la entrada.

"Hoy nuestra canciller ha sido agredida", ha explicado Maduro, en el marco de un acto celebrado en el Palacio de Convenciones de La Habana (Cuba), donde se encuentra el mandatario.

En su intervención, el presidente ha asegurado que Rodríguez tiene una "grave afectación", que "posiblemente" sería una "fractura de la clavícula" porque "fue lanzada al piso".

"Hemos emitido una protesta enérgica y total contra la cobardía de ese Gobierno que actuó contra esa digna muchacha. Esa es la violencia de una derecha intolerante", ha expresado, en relación a Argentina, donde se celebraba la reunión.

Maduro ha reiterado que la presidencia 'pro témpore' que Venezuela ha ejercido "ha sido desconocida por la 'triple alianza' --como se refieren a los Gobiernos de Argentina, Paraguay y Brasil-- de Gobiernos de ultraderecha que imponen la misma visión de odio e intolerancia que impuso el 'plan Cóndor' y las dictaduras" de América Latina.

Tras el incidente, Rodríguez denunció que el plante que ha sufrido en la reunión del MERCOSUR es una "venganza" del presidente argentino, Mauricio Macri.

"El atropello de hoy es una venganza de Macri por lo que ocurrió en Asunción (Paraguay) cuando agredió a Venezuela y Venezuela se defendió, porque del pueblo argentino lo que recibimos es demostraciones de amor y de acompañamiento", ha denunciado la canciller, en una notificación publicada por la Embajada de la República Bolivariana en Argentina.

Con estas afirmaciones, Rodríguez ha recordado el desencuentro que tuvieron los mandatarios venezolano y argentino antes de la última cumbre que se ha celebrado del MERCOSUR, que tuvo lugar en la capital paraguaya, en la que Uruguay asumió la presidencia 'pro témpore' del bloque.

Tras las exigencias de Macri de liberar a los presos políticos, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, decidió no acudir a la cumbre, acusando al argentino de ser "burgués", "ultraderechista" y "neoliberal".

Seis meses después, cuando Uruguay cedió la presidencia temporal a Venezuela, el Gobierno argentino anunció que se sumaba a Paraguay y que no reconocería el mandato de Caracas en el bloque, provocando el inicio de la actual crisis interna que vive el organismo.

Rodríguez ha denunciado la situación de este miércoles en Buenos Aires como un "golpe de Estado" en el MERCOSUR, después de que sus homólogos regionales le impidieran participar en las reuniones previstas.

La canciller ya había anunciado un día antes que viajaría a Argentina para asistir a la cita regional a pesar de que Venezuela fue cesada el pasado 1 de diciembre como Estado miembro por incumplir su "obligación" de incorporar el acervo normativo de MERCOSUR a su legislación interna.

A su llegada a la sede del Ministerio de Exteriores de Argentina, Rodríguez se ha encontrado con un grupo de manifestantes a los que policías antidisturbios han intentado mantener alejados de la entrada, bloqueando también el acceso a la delegación venezolana.

Una vez dentro, se ha reunido durante más de una hora con la ministra de Exteriores de Argentina, Susana Malcorra, que le ha pedido que se ausente de la reunión, recordándole que no había sido invitada por la sanción aplicada a Venezuela, según informa la agencia de noticias Télam.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies