Maduro y Santos se comprometen a trabajar para solucionar la crisis

Colombia's President Juan Manuel Santos arrives for a bilateral meeting with his
Foto: STRINGER COLOMBIA / REUTERS
Actualizado 22/09/2015 5:07:04 CET

QUITO, 21 (EUROPA PRESS)

Los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Colombia, Juan Manuel Santos, se han comprometido este lunes "a construir un acuerdo que solucione los problemas de la frontera común", tras una esperada reunión celebrada en la capital de Ecuador, Quito, en la que también han acordado el retorno inmediato de embajadores y la apertura gradual de la frontera.

"(Ambos mandatarios) coincidieron en la importancia de continuar fortaleciendo el diálogo bilateral entre ambos países, para garantizar el cumplimiento de estos propósitos, en el marco del respeto al derecho internacional", añade un comunicado leído al término de la reunión.

Los jefes de Estado de Colombia y Venezuela han reafirmado "los lazos históricos, la vecindad geográfica y un origen común", al tiempo que han reconocido "la importancia de ratificar el derecho de cada país a desarrollar su propio modelo político, jurídico, económico y social", así como a organizarse "en la forma que más le convenga, sin ingerencias externas".

Maduro y Santos también se han comprometido a realizar una investigación de la situación de la frontera y a reunir este mismo miércoles 23 de septiembre en Caracas (Venezuela) a los equipos de ministros "para empezar a tratar los temas sensibles de la frontera".

Asimismo, han acordado hacer "un llamado al espíritu de hermandad y la unidad, propiciando un clima de mutuo respeto y convivencia", además de seguir trabajando con el acompañamiento de Ecuador y Uruguay, después de un primer encuentro que ambos califican como "constructivo".

El encuentro ha contado con la mediación de presidente ecuatoriano Rafael Correa, presidente 'pro tempore' de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y del presidente uruguayo, Tabaré Vásquez, presidente 'pro tempore' de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR).

CRISIS FRONTERIZA

La crisis bilateral estalló el 19 de agosto cuando militares venezolanos fueron atacados por supuestos paramilitares colombianos en la frontera común, llevando al Gobierno de Maduro a ordenar un cierre de la línea limítrofe que ha ido a más en estas semanas.

Desde entonces, casi 2.000 colombianos han sido deportados y otros 15.000 que vivían de manera legal en Venezuela han decidido volver voluntariamente a su país debido al acoso que --según denuncian-- sufren ahora en la nación vecina.

El Palacio de Miraflores ha explicado que se trata de una campaña contra la infiltración de organizaciones criminales colombianas en Venezuela y ha reclamado a su vecino mayor colaboración para luchar contra los delitos fronterizos.

Las ministras de Exteriores de ambos países se han reunido varias veces desde el inicio de la crisis pero sin llegar a acuerdos sustanciales y la reunión entre Santos y Maduro solo ha sido posible con la mediación regional.