Mahama busca reeditar mandato en Ghana en unas elecciones rodeadas de tensión

Elecciones presidenciales en Ghana
REUTERS/LUC GNAGO
Actualizado 06/12/2016 15:26:15 CET

MADRID, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Ghana, John Mahama, busca hacerse con un segundo mandato en las elecciones presidenciales que se celebran este miércoles y que vienen precedidas de polémica y un ambiente de tensión con el principal candidato opositor, Nana Akufo-Addo.

Ghana, considerada como el faro de la democracia en el continente desde que en 1992 reinstauró el sistema democrático, celebra elecciones presidenciales en medio de las críticas al sistema electoral y a la comisión electoral, lo que ha generado cierta tensión.

Mahama aspira a lograr una nueva victoria para el Congreso Nacional Democrático (NDC), en el poder desde hace ocho años, máxime porque desde 1992 ninguna de las dos grandes formaciones, el NDC y el Nuevo Partido Patriótico (NPP) de Akufo-Addo, han encadenado más de dos mandatos seguidos.

En su contra juega el hecho de que la situación económica del país se ha deteriorado en los últimos años, después de que Ghana haya sido uno de los países de mayor crecimiento, y son muchos los ciudadanos molestos por la corrupción en las filas gubernamentales.

En el caso de Akufo-Addo, estas serán sus terceras elecciones presidenciales, pero espera poder seguir los pasos de Mahama, que también disputó tres comicios antes de llegar a la Presidencia. Mahama fue nombrado presidente interino tras la muerte de John Atta Mills, del que era vicepresidente, y ratificado en las elecciones de 2012.

El país ha vivido ya dos transiciones pacíficas de poder entre los dos grandes partidos, la de 2000 y la de 2008, pero existe cierto temor entre los expertos en que en esta ocasión puedan producirse enfrentamientos entre partidarios de uno y otro bando.

CRÍTICAS DE MAHAMA

"La oposición está creando una situación en las mentes de sus partidarios de no aceptar los resultados de las elecciones" si pierden, denunció Mahana en una entrevista a Reuters este lunes. "El líder de la oposición (...) nunca se ha subido a un escenario y ha llamado a su gente al orden. Nunca ha dicho, 'soy un hombre de paz, os lo pido a todos, no quiero violencia'", lamentó.

Desde el NPP han rechazado las acusaciones de Mahama y han apuntado que los problemas detectados la semana pasada en el voto anticipado, cuando algunos ciudadanos no pudieron encontrar sus nombres en el censo, sugieren que las elecciones podrían no ser justas.

"Lo que estamos pidiendo son elecciones libres y justas (...) la paz y todo lo demás depende de la justicia de las elecciones", ha sostenido este martes el portavoz del NPP, Nana Akomea said.

Así las cosas, Mahama se ha mostrado "cautamente optimista" respecto a sus opciones de obtener un segundo mandato. "Si pierdo (...) pasaré el testigo y me iré", aseguró.

Lo cierto es que Mahama ya ganó por la mínima a Akufo-Addo en las elecciones de 2012, que el NPP recurrió ante el Tribunal Supremo argumentando irregularidades. La disputa judicial se prolongó durante ocho meses, tras lo cual el Supremo ratificó la victoria de Mahama, aunque admitió algunas irregularidades.