Malabo asegura que el 'Sí' ha ganado con el 99 por ciento de los votos

Actualizado 14/11/2011 10:30:59 CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ministro del Interior de Guinea Ecuatorial y presidente de la Junta Electoral Nacional, Clemente Engonga Nguema Onguene, ha asegurado que, con el 60 por ciento de los votos, el 'Sí' ha obtenido el 99 por ciento de los votos en el referéndum para la reforma constitucional celebrado ayer domingo. La principal formación opositora, Convergencia para la Democracia Social (CPDS), ha denunciado que la consulta popular "ha superado el récord de arbitrariedades".

El ministro declaró durante una rueda de prensa a las once de la noche del domingo que el 'Sí' obtuvo 230.930 votos frente a 2.236 votos del 'No' en el territorio del país y que en las misiones diplomáticas se contabilizaron 4.934 votos del 'Sí' y 36 del 'No', según informó este lunes la Oficina de Información del Gobierno.

El martes se recibirán los datos de las misiones diplomáticas y el miércoles, una vez completado el recuento de todos los votos, se darán los resultados definitivos, añadió. Según las mismas fuentes, "la tranquilidad" fue "la principal característica" de la jornada de votación.

El Gobierno ha asegurado que durante las votaciones hubo "observadores internacionales de distintas instituciones y "mbajadas" que recorrieron las mesas electorales "para comprobar la legitimidad de la realización del proceso". Entre ellos, la Oficina de Información cita a los embajadores de España (Manuel Gómez-Acebo, del que publica una foto junto al ministro del Interior), China y Francia, "que se acercaron a algunas mesas a realizar el proceso.

Tras depositar su voto en la sede de Parlamento, en Malabo, el presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, declaró ante los periodistas que las críticas a las reformas constitucionales proceden, "en todo caso, de algunos observadores internacionales" que quieren "arrastrar" al país "a sus intereses rastreros".

DENUNCIAS DE LA OPOSICIÓN

A lo largo de la jornada de votación, CPDS descalificó el desarrollo del referéndum con expresiones como "auténtica mascarada" y "verdadera pantomima" y decidió finalmente retirar a sus interventores encargados de supervisar el referéndum en protesta por el "récord de arbitrariedades" cometido por la Junta Electoral.

El secretario general del CPDS, Plácido Micó, denunció ayer en declaraciones a Europa Press que las mesas y la Junta Electoral ignoraron el derecho a voto secreto, como se recoge en la Constitución, y obligaron a los electores a realizar un "voto público", un procedimiento por el que los votantes deben exhibir su papeleta antes de depositarla en la urna. "Sucede en otras tantas elecciones en el país", apostilló Micó, "pero en esta ocasión se ha superado el récord de arbitrariedades".

En respuesta, la Embajada de Guinea Ecuatorial ha rechazado las acusaciones de fraude y defendió que el proceso de votación se llevó a cabo en la más completa intimidad. "Entras en una habitación, tú solo, rellenas la papeleta y luego depositas el voto", indicó a Europa Press un miembro de la legación diplomática, Cirilo Mansogo, quien eludió pronunciarse sobre las acusaciones de "agresiones y amenazas" denunciadas por la oposición.

La reforma constitucional ha sido duramente criticada por prestigiosas ONG internacionales, como EG Justice y Human Rights Watch, que han advertido de que su objetivo es reforzar el "poder absoluto" del presidente Obiang.

Las dos organizaciones, al igual que CPDS, han denunciado también que el mandatario pretende nombrar sucesor a su hijo, el ministro de Agricultura y Bosques, Teodoro Nguema Obiang Mangué (más conocido como 'Teodorín'), y seguir dominando la vida política del país desde la presidencia del Consejo de la República, un órgano creado por la reforma constitucional y cuyo presidente tiene competencia para asesorar al jefe de Estado en temas de seguridad nacional y otros asuntos extratégicos.

El pasado 3 de noviembre, el consejero de comunicación del Gobierno, Miguel Oyono, declaró a Europa Press que la reforma constitucional es un "caso único en África" porque en ella se proponen "límites al mandato presidencial" y en el resto del continente la tendencia de todos los gobernantes es a "perpetuarse en el poder".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies