Malala finaliza su primer viaje a Pakistán desde el ataque talibán que sufrió en 2012

Foto de Malala en una entrevista con Reuters en Islamabad.
REUTERS / SAIYNA BASHIR
Actualizado 02/04/2018 13:03:05 CET

ISLAMABAD, 2 Abr. (Reuters/EP) -

La activista paquistaní y premio Nobel de la Paz Malala Yusafzai ha vuelto a Londres este lunes por la mañana después de una visita de cuatro días a su país natal, la primera que ha podido realizar desde que sufriese un ataque a manos de los talibán en 2012.

Malala y su familia fueron trasladados al aeropuerto de Islamabad en un convoy de seguridad y embarcaron un avión hacia Londres, según ha explicado Akmal Kayani, un responsable de la autoridad aérea parquistaní.

Malala ha finalizado de esta manera su primera visita a Pakistán desde el atentado que sufrió en 2012, cuando un miliciano talibán le disparó en la cabeza. Tras el ataque, la joven fue trasladada al extranjero y se sometió a varias operaciones quirúrgicas.

El sábado, Malala visitó su antigua vivienda en el valle de Swat, una región montañosa en el noroeste de Islamabad que estuvo bajo el control de los milicianos durante dos años hasta que el Ejército paquistaní lanzó una ofensiva para expulsarles del territorio.

"Echo de menos todo de Pakistán... desde los ríos hasta las montañas e incluso las calles sucias y la basura alrededor de nuestra casa", ha declarado Malala en una entrevista con Reuters. Un allegado de la familia ha manifestado que la joven activista planea volver al país después de acabar su carrera en la Universidad de Oxford, donde estudia ciencias políticas, filosofía y economía.

Malala gestionó un blog de manera anónima para el servicio en urdu de la BBC en la que contaba cómo era la vida de una estudiante durante el dominio de los talibán. Después de eso, se convirtió en una famosa activista a favor del derecho a la educación de las niñas.

En 2014, Malala fue galardonada con el Nobel de la Paz por su trabajo con la Fundación Malala, con la que proporciona apoyo a grupos activistas que defienden el derecho a la educación en Pakistán, Nigeria, Jordania, Siria y Kenia. Es la persona más joven de la historia que ha obtenido el premio.