Malasia planea un proyecto para permitir que los refugiados rohingya trabajen legalmente

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Malasia planea un proyecto para permitir que los refugiados rohingya trabajen legalmente

Hombres rohingya de Birmania
REUTERS/SOE ZEYA TUN
Publicado 24/11/2016 16:57:11CET

KUALA LUMPUR, 24 Nov. (Thomson Reuters Foundation/EP) -

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha anunciado que está trabajando con Malasia en un proyecto para permitir que los refugiados de etnia rohingya procedentes de Birmania trabajen en el país, con el objetivo de que las partes ganen.

Los defensores de Derechos Humanos han pedido varias veces a Malasia, que alberga a un total de 150.000 refugiados de los cuales 55.000 son rohingya, que amplía su derecho de trabajo y así asegurar que gocen de una mayor protección y autosuficiencia.

Muchos refugiados están en el limbo en Malasia, ya que no pueden trabajar de manera legal y migrar a un tercer país resulta un proceso muy lento. Terminan encontrando trabajos precarios en la construcción o en restaurantes, pero la mayoría de ellos no cobran.

A través del proyecto, un total de 300 rohingya podrían trabajar de manera legal en sectores de plantaciones y producción. La oficina de ACNUR en Kuala Lumpur ha asegurado que el proyecto podría abrir el camino para aumentar el número de puestos de trabajo para los refugiados en Malasia.

La portavoz de la oficina de ACNUR en Kuala Lumpur, Yante Ismail, ha informado a la Thomson Reuters Foundation de que los refugiados podrían convertirse en una fuente muy valiosa para la economía de Malasia si se les permite trabajar de forma legal. "Un proyecto de trabajo permitiría que los refugiados en Malasia mejoraran su propia protección y autosuficiencia sin depender del país para su bienestar", ha añadido.

Las autoridades malasias han considerado en el pasado permitir el trabajo legal de refugiados, pero nunca lo han cumplido. Algunos malasios temen que un cambio de la ley pueda provocar la llegada de una multitud de inmigrantes en busca de trabajo.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies