Malasia sostiene que las fosas utilizadas por las mafias de inmigrantes contienen sólo un cuerpo cada una

Actualizado 28/05/2015 19:46:15 CET

WANG KELIAN (MALASIA), 28 May. (Reuters/EP) -

El viceministro malasio de Interior, Wan Junaidi Tuanku Jaafar, ha indicado que las 139 fosas encontradas cerca de las zonas controladas por las mafias de inmigrantes contienen solamente un cadáver cada una.

"No hay fosas de gran tamaño. Hemos descubierto que sólo hay un cadáver por cada fosa", ha afirmado Wan Junaidi a los medios en una rueda de prensa cerca de la zona, añadiendo que los cadáveres habrían sido enterrados envueltos en una tela blanca y con el alcanfor propio de las ceremonias tradicionales.

"Hemos comenzado a exhumar los cuerpos para comprobar si se han cometido crímenes violentos contra los inmigrantes", ha afirmado Wan Junaidi.

Hasta ahora han sido cuatro los cadáveres que se han recuperado desde que los equipos de la Policía forense han comenzado a excavar esta semana en los campos abandonados cerca de la jungla de la zona fronteriza entre Malasia y Tailandia. Wan Junaidi ha asegurado que las exhumaciones estarán completadas para la primera semana de junio.

La densa vegetación del sur de Tailandia y el norte de Malasia ha supuesto un problema para los traficantes, que se daban la vuelta al no poder continuar el camino, después de haber cargado con los inmigrantes desde Birmania, principalmente musulmanes de la minoría rohingya que huyen de la persecución, y Bangladesh.

Los espeluznantes descubrimientos en Malasia han sido seguidos por el hallazgo de fosas similares en el lado tailandés de la frontera a principios de mayo, lo cual ha suscitado dudas sobre el nivel de complicidad oficial a ambos lados de la frontera.

Wan Junaidi afirmó el miércoles que 12 agentes de Policía malasios habían sido detenidos como resultado de las investigaciones, pero este jueves ha aclarado que sólo dos de ellos están conectados directamente con el descubrimiento de las fosas de Wang Kelian, pueblo cerca de la frontera.

"En realidad, sólo dos de los agentes son sospechosos de tener conexión con el asunto de las fosas de Wang Kelian", ha afirmado el viceministro. "Sospechamos que el resto están involucrados de alguna forma en el tráfico de seres humanos pero no tienen nada que ver con las fosas", ha asegurado Wan Junaidi. El viceministro también ha informado que los dos agentes de Policía son sospechosos de estar relacionados con el transporte de inmigrantes, pero no ha aportado más datos.

Tailandia ha tomado medidas severas en relación al asunto de los campos --donde los inmigrantes eran retenidos hasta que se pagaba su rescate-- tras encontrar al menos 36 cadáveres en su lado de la frontera a principios de mayo, después de que los traficantes abandonaran a miles de inmigrantes en embarcaciones abarrotadas en zonas de la bahía de Bengala y el mar de Andamán.

CUMBRE REGIONAL

Este viernes una cumbre reunirá en Tailandia a representantes de 17 países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés) y de otros lugares en Asia, además de Estados Unidos, Suiza y varias organizaciones internacionales para tratar de afrontar la crisis migratoria. De acuerdo a estimaciones de Naciones Unidas, más de 2.500 inmigrantes podrían continuar a la deriva.

"Esto se trata de un problema internacional", ha afirmado Wan Junaidi. "Los inmigrantes proceden tanto de Birmania como de Bangladesh, por lo tanto no se trata de un problema que afecte sólo a Malasia. Es un problema que la ASEAN tiene que resolver de manera conjunta", ha afirmado el viceministro.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies