Maldonado pide la renuncia de todo el gabinete de Pérez Molina para formar nuevo Gobierno

Pérez Molina y su sucesor, Alejandro Maldonado
WIKIPEDIA/NOTIMÉRICA
Publicado 04/09/2015 5:15:11CET

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El nuevo presidente de Guatemala, Alejandro Maldonado, que ha asumido el cargo este jueves tras la renuncia de Otto Pérez Molina --investigado por su presunta participación en una trama corrupta--, ha pedido a todos los ministros, secretarios, comisionados y altos funcionarios del gabinete de Pérez Molina que "pongan su cargo a disposición" para poder formar un nuevo Gobierno.

El mandatario ha revelado que las personas que integrarán la terna que enviará al Congreso para que sea elegido el nuevo vicepresidente de Guatemala son Gabriel Medrano Valenzuela, Juan Alfonso Fuentes Soria e Irma Raquel Zelaya. "Tengo una apreciación buena de ellos y doy a conocer su nombre porque me garantiza que son irreprochables", ha avanzado Maldonado.

En cuanto al resto de cargos importantes, el nuevo presidente ha dicho que no prejuzgará a quienes van a poner su cargo a disposición e, incluso, abre la puerta a que alguno de ellos pueda mantener su puesto en el nuevo Ejecutivo, que trabajará "por un tiempo breve", pero con el que Maldonado busca "marcar la diferencia".

"Pienso en hombre maduros y formados con experiencia, pero, también quiero nuevos actores que quieran servir al país y comenzar una carrera que un día los lleve a los altos cargos", ha agregado durante su primera rueda de prensa tras ser nombrado presidente, al tiempo que explica la decisión final la deberá tomar con su vicepresidente cuando el Congreso lo haya nombrado.

TOMA DE POSESIÓN

Alejandro Maldonado ha tomado posesión este jueves como nuevo presidente de Guatemala, menos de 24 horas después de que Otto Pérez Molina presentase su dimisión tras la emisión de una orden de arresto contra él por su presunta implicación en una trama corrupta.

Maldonado, un abogado que hasta ahora ocupaba el cargo de vicepresidente, ha asumido el cargo en una ceremonia formal en el Congreso. Poco antes, los diputados habían respaldado por amplia mayoría la renuncia del anterior mandatario, que en esos momentos ya comparecía por primera vez ante el juez.

En sus primeras palabras tras la toma de posesión, Maldonado ha reconocido que su ascenso es en realidad una "sustitución", tras una decisión "personal" y "muy difícil" de Pérez Molina. El ya exmandatario optó por separar "la dignidad del cargo" de su "responsabilidad individual", ha apuntado Maldonado.

El nuevo presidente ha prometido dar un "voto de coherencia" a su "solemne compromiso institucional" y ha abogado por trabajar para "inspirar confianza" a una ciudadanía que "ha sido protagonista de grandes momentos de cambio".

En este sentido, ha abogado por evitar la "descomposición" del sistema trabajando en aras del servicio público. "La ética es coherente con la función de gobernar unos cuantos meses", ha agregado Maldonado, que aspira a reflejar "los signos de los tiempos" con la composición del nuevo Gobierno.

CUESTIÓN DE MESES

En una entrevista radiofónica, Pérez Molina ha dicho que deja el país en manos de "un hombre de respeto" y con "muchísima experiencia y capacidad", en alusión a Maldonado. El nuevo presidente tiene el encargo de liderar el país durante apenas unos meses, ya que este domingo, 6 de septiembre, se celebrará la primera vuelta de las elecciones presidenciales.

Si como parece ningún candidato obtiene el 50 por ciento de los votos, se celebrará una segunda ronda el 25 de octubre y, quien gane en esta cita, sucederá a Maldonado en una ceremonia prevista para 14 de enero de 2016.