El malestar hacia la Policía fue una causa de los disturbios en Reino Unido

Disturbios En Londres Tras La Muerte De Un Jóven
REUTERS
Actualizado 05/12/2011 14:24:41 CET

LONDRES, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El malestar que sentía una parte de los británicos por la forma en que actuaba la Policía fue una de las causas principales de los disturbios que se produjeron el verano pasado en varias ciudades de Inglaterra donde se cometieron saqueos y se provocaron destrozos, según las conclusiones de un estudio publicado este lunes.

Al entrevistar 270 personas que participaron en los disturbios de agosto en Londres, Birmingham, Liverpool, Nottingham, Manchester y Salford, la London School of Economics y el diario 'The Guardian' han comprobado que muchas sentían "una antipatía profunda y a veces visceral hacia la Policía".

Este estudio revela que muchos alborotadores participaron en aquellos incidentes por una cuestión de oportunismo, para aprovechar una situación de caos en la que podían conseguir productos que en otras circunstancias no se podrían permitir. Así, admitieron que para ellos fue una oportunidad para obtener "cosas gratis".

Aunque el primer ministro británico, David Cameron, afirmó entonces que en "el centro" de los altercados estaban las bandas, las pruebas demuestran que éstas renunciaron a la violencia temporalmente, durante una "tregua" de cuatro días. En cualquier caso, el estudio indica que el papel de las bandas tuvieron en los disturbios fue marginal.

Otra idea que circuló entonces es que los alborotadores utilizaron las redes sociales de Internet para organizarse y compartir información. 'The Guardian' y la London School of Economics han comprobado que no se usaron mucho páginas como Facebook y Twitter, pero sí los teléfonos BlackBerry.

La mayoría de las personas implicadas en los desórdenes eran hombres y jóvenes, pero menos de la mitad de los entrevistados eran estudiantes. De los que no estudiaban y estaban en edad de trabajar, el 59 por ciento estaban desempleados. Otro dato es que la mitad de los entrevistados eran negros.

INJUSTICIA

Aunque los alborotadores citaron varios motivos de queja, casi todos ellos se refirieron a un problema de injusticia. Para algunos era de naturaleza económica --falta de dinero, empleos u oportunidades--, mientras que para otros era social --cómo sentían que les trataban en comparación con otras personas--.

Muchos mencionaron específicamente el aumento del precio de las matrículas universitarias y la eliminación de la prestación para estudiantes.

CONTROLES POLICIALES

Un alto número de los entrevistados comentaron que sintieron que estaban participando en unos disturbios contra la Policía y que los "controles policiales" fueron la causa principal de los mismos. La mayoría se quejaron de que con frecuencia los miembros de sus comunidades eran parados en la calle por agentes que los hacían identificarse y los registraban.

Una comisión independiente formada por el Gobierno tras los disturbios señaló este hecho como uno de los factores que pudo haber motivado a las personas negras y asiáticas que participaron en los altercados. Esa comisión dijo la semana pasada que los disturbios no tuvieron una única causa, pero instó a la Policía a mejorar la forma en que identifican y registran a los ciudadanos en la calle.

El 73 por ciento de las personas interrogadas por 'The Guardian' y la London School of Economics dijeron que la Policía las había parado y registrado al menos una vez durante los doce meses anteriores, lo que significa que fueron sometidas a esta acción policial con ocho veces más frecuencia que la población general de Londres.

La Policía Metropolitana de la capital ha señalado en un comunicado que este informe ayuda a comprender por qué ocurrieron esos incidentes y a que "la Policía y la sociedad hagan todo lo posible para evitar que se repitan". Aunque "se seguirá parando y registrando" a los ciudadanos "cuando sea necesario, queremos garantizar que se hace de forma inteligente, profesiona, objetiva y educada", ha asegurado.