Malí.- Fabius espera que la ofensiva francesa en Malí concluya "rápidamente"

Actualizado 30/01/2013 11:54:56 CET

PARÍS, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro francés de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, ha expresado su esperanza de que la ofensiva militar gala en el norte de Malí concluya "rápidamente" tras la ocupación de Gao y Tombuctú, según ha declarado al diario 'Le Parisien' poco antes de de que se informara de la llegada de las tropas francesas al tercer y último bastión islamista, Kidal.

"El hecho de liberar Gao y Tombuctú muy rápidamente forma parte del plan", ha declarado Fabius, en una entrevista publicada este miércoles por el rotativo parisino. "En estos momentos, corresponde a los países africanos tomar el relevo", ha proseguido. "El dispositivo francés no la vocación de eternizarse, nos vamos a ir rápidamente", ha agregado.

Francia dispone en estos momentos de 3.500 soldados, que operan sobre el terreno con el apoyo de 1.400 soldados de África occidental y de un contingente chadiano desplegado junto al propio Ejército maliense. Se prevé la llegada de un total de 8.000 soldados africanos, pero su despliegue se está retrasando por problemas financieros y logísticos.

Entretanto, las tropas francesas han llegado a Kidal y han ocupado el aeropuerto de la ciudad, último bastión de los rebeldes islamistas en el norte de Malí, según han informado este miércoles a Reuters el Ejército francés y las autoridades locales.

"Puedo confirmarlo. Llegaron a última hora de la noche (del martes al miércoles) y desplegaron cuatro aviones y algunos helicópteros", ha declarado el presidente de la asamblea regional de Kidal, Haminy Belco Maiga. De momento no hay indicios de resistencia por parte de los insurgentes, ha añadido.

Por su parte, el portavoz de las Fuerzas Armadas francesas, Thierry Burkhard, ha confirmado que las tropas galas han llegado a Kidal y han tomado el control del aeropuerto. "La operación sigue en marcha", ha agregado, sin más precisiones. Se desconoce si las tropas francesas estaban acompañadas por los soldados malienses.

Kidal, capital de la región desértica del mismo nombre y situada a 1.500 kilómetros de Bamako, era el último bastión importante de las milicias islamistas en el norte de Malí desde el inicio, hace tres semanas, de la ofensiva aérea y terrestre francesa, después de que las ciudades de Gao y Tombuctú hayan caído esta misma semana en poder de las fuerzas galas.

Los separatistas tuaregs del Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA) aseguraron esta semana que habían tomado el control de Kidal después de que los islamistas la hubieran abandonado. El movimiento tuareg, que se había aliado con las fuerzas islamistas antes de ser expulsado por ellas mismas del norte de Malí a mediados de 2012, no se ha pronunciado de momento sobre el despliegue francés en la ciudad.

Fuentes de seguridad malienses han indicado que los principales líderes de Al Qaeda del Magreb Islámico se han desplazado hacia el norte, hasta una región montaños próxima a la frontera con Argelia.