El MNLA asegura no tener relación con el grupo islamista Ansar Dine

Actualizado 05/04/2012 7:10:25 CET

MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA) ha desmentido este miércoles a través de un comunicado tener relación con el grupo islamista Ansar Dine, vinculado con Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), y ha asegurado que las afirmaciones que vinculan ambos movimientos "quieren denigrar las acciones del MNLA".

"El MNLA mantiene su posición ante los medios de comunicación mafiosos (que publican estas informaciones) y se desmarca de la organización Ansar Dine y de otras que se interponen en el camino de la liberación del Azawad", apunta el texto.

Este miércoles, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha denunciado la presencia de AQMI --en referencia a Ansar Dine-- entre los rebeldes tuaregs del norte de Malí y ha advertido de que los extremistas islámicos podrían debilitar la seguridad del país después de que los militares malienses realizaran hace dos semanas un golpe de Estado.

Por contra, la milicia salafista Ansar Dine expulsó este lunes a los rebeldes tuaregs del MNLA de la histórica ciudad de Tombuctú, ocupada el domingo por los insurgentes. Los integristas islámicos arriaron y quemaron las banderas del MNLA e izaron la bandera de Malí junto a otras en las que se podía leer 'Allahu Akbar' (Alá es grande). Estas acciones parecen contradecir una unión entre ambos movimientos, tal y como han denunciado el Consejo de Seguridad y el Gobierno de Malí.

"El MNLA pide al pueblo del Azawad que no cedan a la difamación y a la intoxicación. El objetivo es liberar nuestras tierras", agrega el comunicado del MNLA. Por último, ha reiterado que mantiene bajo su control la localidad de Tombuctú, tras recuperarla en los últimos días, y el resto de ciudades del Azawad.

Antes de la presente revuelta, los tuareg han protagonizado varios levantamientos para conseguir que se reconozca la autonomía de dicho pueblo o la creación de un país propio en la región. Entre 1990 y 1996, los tuareg combatieron contra Malí y Níger en una revuelta instigada por una grave hambruna en la región, la dura represión contra los derechos políticos de esta población y la crisis de refugiados derivada de la debilidad política de ambos países durante la década de los ochenta.

Más recientemente, los tuareg volvieron a tomar las armas entre 2007 y 2009 a causa de la lenta e insatisfactoria desmovilización e integración de los rebeldes en la vida civil y las Fuerzas Armadas. En el proceso, varios políticos tuareg fueron destituidos de sus cargos y algunos terminaron en la cárcel.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies