Al Maliki asegura que tomará las medidas necesarias para proteger a los votantes durante las parlamentarias

Publicado 24/04/2014 7:47:56CET

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Irak, Nuri al Maliki, ha asegurado este miércoles que tomará todas las medidas necesarias para proteger a los votantes que decidan participar en las elecciones parlamentarias, previstas para el 30 de abril.

"Irak ha organizado múltiples procesos electorales en condiciones de seguridad", ha argumentado, antes de resaltar que el terrorismo "no conseguirá que la gente dé marcha atrás en su objetivo de elegir su futuro".

En este sentido, Al Maliki ha apuntado que "los continuados intentos de los terroristas y los enemigos del proceso político tratan de dañar el proceso electoral e influenciar a los ciudadanos para evitar que acudan a las urnas".

"Los rumores y falsificaciones previas a las elecciones tienen como objetivo confundir a los ciudadanos a la hora de elegir a un candidato", ha dicho, antes de pedir a la población "que seleccione bien" a sus representantes, según ha informado el diario iraquí 'Al Sabah'.

El domingo, el primer ministro iraquí reiteró que las elecciones parlamentarias "no se retrasarán ni una sola hora", si bien reconoció que se le ha solicitado que posponga los comicios.

La Coalición del Estado de Derecho que encabeza el primer ministro es considerada como favorita en las elecciones, si bien se espera que ningún bloque consiga hacerse con la mayoría de los 328 escaños del Parlamento.

Respecto a la situación en la provincia de Anbar, donde el Ejército combate a los milicianos del Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS), Al Maliki destacó que "sin la ayuda de los clanes no se hubiera podido hacer frente a los terroristas". Por el momento no está claro si los comicios se celebrarán en la provincia.

El grupo, surgido tras la unificación de Al Qaeda en Irak y varias brigadas extremistas sirias, se hizo el 1 de enero con el control de las localidades iraquíes Faluya y Ramadi, y desde entonces las fuerzas de seguridad y algunas tribus suníes combaten para expulsarlo de las mismas.

"No tenemos una tendencia sectaria, sino unas políticas sectarias, y los políticos lo usan para conseguir respaldos. Queremos cambiar esto para poder trabajar y aliarnos con los que quieran establecer un estado firme y unificado, no un estado sin voluntad", remachó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies