Al Maliki rechaza retirar a las Fuerzas Armadas de las áreas inestables tras los últimos enfrentamientos

Actualizado 27/04/2013 8:56:26 CET

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Irak, Nuri al Maliki, ha anunciado este viernes su negativa a retirar a las Fuerzas Armadas de las áreas que han registrado enfrentamientos en los últimos días tras el asalto militar contra un campamento de protesta en la ciudad, que saldó con 53 muertos y 110 heridos.

Al Maliki ha subrayado que los llamamientos a la retirada del Ejército de estas áreas "forma parte de una conspiración para desacreditar el prestigio de las Fuerzas Armadas", según ha informado la agencia iraquí de noticias NINA.

Por ello, ha solicitado a los líderes tribales que "se posicionen contra todos aquellos que amenazan la seguridad" y ha dicho que las sentadas pacíficas de protesta se han convertido en "insurgencia". Asimismo, ha apuntado que las milicias que se han creado en el territorio son "el Ejército del Baaz y Al Qaeda".

El jueves, residentes de varias localidades predominantemente suníes de Irak anunciaron la formación de "fuerzas militares" para responder a las operaciones lanzadas en los últimos días por el Ejército tras el asalto en Hawiya.

Los anuncios llegaron apenas días después de que el emir de las tribus Dulaim, Alí Hatim al Sulaiman, uno de los propulsores de las manifestaciones antigubernamentales en la provincia de Anbar, solicitara a todas las tribus suníes del país que porten armas para defenderse.

Más de 100 personas han perdido la vida desde el comienzo de esta ola de violencia después del asalto en Hawiya. Tras ese ataque, los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad se han sucedido y se han extendido a otras zonas suníes en el oeste y el norte de Irak.

El balance provisional de la violencia sectaria elaborado por el Centro de Recuento de Irak señala que 1.365 personas han muerto en los enfrentamientos desde marzo de 2013.

Este mismo viernes se han registrado enfrentamientos entre las fuerzas armadas y milicianos en las localidades de Haditha y Kubaisa, si bien no ha trascendido hasta el momento un balance de víctimas.

Asimismo, los enfrentamientos han estallado en la localidad de Faluya horas después de que la Policía Federal se retirara de la localidad y fuera sustituida por la Policía Local. En este caso tampoco se ha dado a conocer un balance de víctimas.