Malta envía a juicio a los tres acusados de asesinar a la periodista Daphne Caruana Galizia

Vela con la imagen de la periodista Daphne Caruana Galizia
REUTERS / DARRIN ZAMMIT LUPI
Publicado 21/12/2017 12:19:21CET

LA VALETA, 21 Dic. (Reuters/EP) -

La magistrada encargada de la investigación del asesinato con una bomba lapa de la periodista y bloguera anticorrupción Daphne Caurana Galizia ha decidido llevar a juicio a los tres acusados del crimen tras analizar las pruebas preliminares del caso.

Los hermanos George y Alfred Degiorgio y Vincent Muscate fueron detenidos en diciembre tras el análisis de sus llamadas telefónicas y están acusados de haber matado a Caruana Galizia colocando una bomba lapa en su vehículo y provocando una explosión que acabó con su vida el 16 de octubre.

En el sistema judicial maltés, la Policía tiene que presentar las pruebas iniciales ante un magistrado, que es quien decide si se puede abrir juicio o no contra los acusados. En el tercer día de la vista preliminar, la jueza Claire Stafrace ha dictaminado que los tres acusados deben ir a juicio.

La decisión de apertura de juicio anunciada por la magistrada llega después de que los dos jueces anteriores se recusaran del caso. El primer magistrado se recusó la semana pasada, después de que los abogados de la defensa se quejaran de que conocía a una de las hermanas de Caruana Galizia y le había enviado sus condolencias tras el asesinato de la periodista.

El lunes la jueza que relevaba al recusado, Charmaine Galea, anunció su recusación porque la bloguera escribió sobre ella y sus supuestas conexiones con el Gobierno.

Los tres hombres acusados del asesinato de la periodista fueron acusados el 4 de diciembre, lo que deja al tribunal un plazo que termina el 4 de enero para iniciar la fase de recogida de pruebas. Cuando la Policía ya ha recabado las pruebas en un caso, corresponde a los magistrados decidir si va o no a juicio el caso.

Los acusados, los hermanos Alfred y George Degiorgio y Vince Muscat, han negado haber cometido el crimen. Los tres hombres ya eran conocidos para la Policía local y nunca habían aparecido mencionados en las informaciones y comentarios publicados por Caruana Galizia en su blog.

La periodista murió víctima de la explosión de una bomba lapa colocada en los bajos de su coche. Según la prensa maltesa, los tres sospechosos fueron detenidos por la Policía basándose en el análisis de sus llamadas telefónicas y sus localizaciones en el momento del asesinato.

Uno de los sospechosos tuvo que llamar a una compañía telefónica local poco antes del atentado para aumentar el crédito de la línea de telefonía móvil que utilizó para activar la bomba, un error que llevó a la Policía a localizarlo y detenerlo.

El Gobierno de Malta ha ofrecido una recompensa de un millón de euros para quien consiga información que ayude al esclarecimiento del caso. La familia de la periodista asesinada ha denunciado la gestión de la investigación y ha expresado su temor ante la posibilidad de que los responsables del asesinato no sean llevados ante la Justicia.