Los mandatarios de Egipto, Etiopía y Sudán se dan un mes para resolver la disputa por la presa del Nilo

Publicado 29/01/2018 15:21:39CET

ADIS ABEBA, 29 Ene. (Reuters/EP) -

Los mandatarios de Etiopía, Egipto y Sudán se han dado este lunes un plazo de un mes para fijar el modo de romper el punto muerto en que se encuentran las discusiones sobre la megapresa que Adís Abeba está construyendo en su parte del Nilo, según una fuente oficial.

Egipto y Etiopía están enfrentados por la construcción de la Presa del Gran Renacimiento (conocida popularmente como GERD), un proyecto hidroeléctrico que El Cairo teme que reduzca el agua que llega a sus campos y presas desde Etiopía vía Sudán.

Etiopía, que está financiando en solitario el proyecto y espera convertirse en el mayor generador y exportador de electricidad del continente, rechaza estas acusaciones. Sudán, por su parte, apoya la presa ya que regulará los flujos y suministrará electricidad y regadío.

Las conversaciones entre los tres gobiernos llevan meses bloqueadas por el desacuerdo sobre la redacción de un estudio sobre el impacto medioambiental de la presa.

Este lunes, el presidente egipcio, Abdelfatá al Sisi, y su homólogo sudanés, Omar Hasan al Bashir, se han reunido con el primer ministro etíope, Hailemariam Desalegn, en los márgenes de la cumbre de la Unión Africana en Adís Abeba.

"Han dado instrucciones a sus ministros de agua y energía para que elaboren en un mes un informe que discuta exhaustivamente los modos de resolver todas las cuestiones pendientes respecto a la presa", ha declarado un responsable etíope que ha asistido al encuentro en declaraciones a Reuters.

Los mandatarios también han acordado mantener reuniones de forma anual a nivel de jefes de Estado y establecer un fondo con el objetivo de construir infraestructura como una línea de ferrocarril que una los tres países, ha precisado la fuente.

En el encuentro, Hailemariam ha dicho que el proyecto "nunca ha buscado perjudicar a ningún país sino cubrir las necesidades de electricidad vitales y reforzar la cooperación al desarrollo en el país", según ha informado la cadena de televisión estatal etíope EBC.

Egipto, Sudán y Etiopía han acordado terminar el estudio técnico inicial en el plazo de un mes, ha informado por su parte la agencia estatal egipcia MENA, citando al ministro de Exteriores.

Las tensiones por el uso del río más largo del mundo han ido en aumento entre Egipto y Etiopía, aumentando el temor de que las disputas puedan terminar degenerando en un conflicto.