Manifiestación en Kirguistán para evitar una guerra civil

Actualizado 10/04/2010 21:24:57 CET

MADRID, 10 Abr. (Reuters/EP) -

Alrededor de 5.000 personas, en su mayoría de etnia uzbeka, se manifestaron este sábado en la provincia de Jalalabad, en el suroeste de Kirguistán, para instar a los partidarios del Gobierno derrocado a que no inicien una guerra civil.

"Tengo clara una cosa: que Bakiyev (el presidente kirguís, Kurmanbek Bakiyev) quiere reunir a sus seguidores y organizar una rebelión para que haya un enfrentamiento entre el norte y el sur. No lo conseguirá", afirmó el dirigente de la comunidad uzbeka en Jalalabad, Kadyrzhan Batirov, presidente de la Universidad de la Amistad de los Pueblos, a cuyas puertas se concentraba la multitud de manifestantes, en declaraciones recogidas por Reuters.

"Él quiza siga creyendo que tiene muchos seguidores, pero no es así (...). Los únicos que podrían apoyarle son los que saquearon la nación con él", afirmó Batirov, que agregó que se trata de una manifestación pacífica. "La gente está de buen humor. Nadie quiere ningún enfrentamiento entre norte y sur", señaló.

A varios kilómetros de distancia de los manifestantes uzbekos, unos 200 partidarios de Bakiyev, muchos de ellos ancianos, se reunieron en la plaza principal de Jalalabad. Algunos elogiaron la actuación del Gobierno del presidente depuesto en comparación con la de su predecesor y primer líder del Kirguistán de la era post soviética, Askar Akayev.

"Él (el presidente kirguís) puso carreteras de asfalto, reparó edificios locales, pagó nuestro régimen de pensiones y nos dio otras prestaciones regularmente", señaló Totu Karymshakova, un jubilado de 75 años. "Necesitamos un año para derrocar a Akayev y tener el poder estatal en nuestras manos. Los borrachos y vagabundos tomaron el poder del Estado en sólo tres horas", agregó.

Otro asistente a la concentración pro gubernamental, una ama de casa llamada Surmayim Chekelekova, considera que quizás les fuera mejor formando parte de Rusia. "Si esta es la clase de oposición que nos espera en Kirgistán, ¿no nos iría mejor siendo parte de Rusia?", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies