El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprueba el desplazamiento de un nuevo contingente a Abiyán

Actualizado 03/06/2006 4:34:10 CET

NUEVA YORK, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha aprobado ayer viernes el desplazamiento de 1.500 nuevas tropas a Abiyán, la capital de Costa de Marfil, para asistir en las labores de pacificación en el país africano, a petición del secretario general Kofi Annan, según ha informado la ONU en un comunicado.

La decisión unánimemente adoptada autoriza el despliegue de 1.025 soldados y 475 policías para incrementar la capacidad de respuesta de la operación de Naciones Unidas en Costa de Marfil (UNOCI, por sus siglas en inglés), que se unirán a los 6.703 soldados, 191 observadores militares y 707 efectivos policiales que se encuentran en el país.

Sin embargo, esta aprobación no responde por completo a la petición de Annan, que solicitó 3.400 soldados para contenter la violencia en el país, y asistir en el desarrollo del proceso de paz, dado lo que considera una "situación volátil" y la posibilidad de que tenga lugar una crisis mayor. Representantes de los rebeldes y del Ejército de Costa de Marfil acordaron el pasado día 1, el inicio de una campaña de desarme para el próximo jueves 8 de junio, según informó el ministro de Defensa. Las dos partes no se habían puesto de acuerdo a la hora de entregar las armas en el pasado, acusándose entre sí de obviar las fechas para el desarme que se iban fijando.

Este paso, si finalmente se cumple, daría un espaldarazo a la celebración de elecciones presidenciales, en principio previstas para octubre. Líderes rebeldes y del Ejército se reunieron en la capital marfileña, Yamusucro, y las conversaciones concluyeron hoy con una breve declaración leída por el ministro de Defensa, Rene Aphing Kuassi, quien auguró que el desarme de los insurgentes y de las milicias progubernamentales comenzaría el 8 de junio.

El seguimiento del desarme se efectuará una semana después, el día 15, en la capital comercial, Abiyán, explicó Kuassi. La semana pasada, las dos partes empezaron a retirar fuerzas de una zona patrullada por personal de la ONU y soldados franceses.

Las reuniones de dos días juntaron al coronel en jefe del Ejército, Philippe Mangu y al líder principal de las fuerzas rebeldes, el coronel Sumaila Bakayoko, así como a los ministros de Defensa y de Desarme.