Benzekri ve necesario debatir en Europa sobre libertad de expresión y sus límites, tras los cómics de Mahoma

Actualizado 02/02/2006 15:37:04 CET

Tacha de "inaceptables" las prácticas "ilegales" contra el terrorismo y subraya que Marruecos negó albergar cárceles de la CIA

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo Consultivo de Derechos Humanos (CCDH) de Marruecos, Driss Benzekri, afirmó hoy, en una entrevista concedida a Europa Press, que las instituciones judiciales europeas, especialmente el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), con sede en Estrasburgo, abran un debate "sobre la importancia de la libertad de expresión y sus límites", a raíz de la polémica suscitada por la publicación en medios europeos de caricaturas del profeta Mahoma.

Benzekri destacó que el TEDH tiene ya "mucha doctrina" al respecto y consideró necesario debatir si, igual que la libertad de expresión puede limitarse por causas como la incitación al odio racial, debería hacerse también por razones de ofensa a determinados grupos religiosos.

"El Tribunal de Derechos Humanos dispone de una jurisprudencia importante. Dice que la libertad de expresión debe ser total en un sistema democrático y sólo puede ser limitada por la ley", explicó. "Esa limitación debe ser decidida por la sociedad misma, para saber, por ejemplo, que el recurso a la violencia es un límite, o si la incitación al odio religioso puede ser también un límite", añadió Benzekri. "Hay un problema que debe ser discutido", insistió.

A su juicio, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos debe decir si el derecho de los periodistas no puede ser limitado, y de ese modo, "no tocar la libertad de los periodistas, pero sabiendo que puede tener implicaciones en el derecho y en las convicciones de los otros".

Benzekri preside además la Instancia Equidad y Reconciliación (IER), una comisión de la verdad que ha investigado los abusos a los Derechos Humanos cometidos desde el poder entre 1955 y 1999, y esta semana ha presentado en Madrid su informe a representantes de partidos políticos, diputados y asociaciones civiles, además de al Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, y al comisionado para las víctimas del terrorismo y rector de la Universidad Carlos III, Gregorio Peces-Barbas.

En una entrevista a Europa Press, Benzekri, militante por los Derechos Humanos comentó además la polémica internacional surgida por los vuelos de la CIA que presuntamente trasladaron a prisioneros sospechosos de terrorismo a cárceles secretas en Europa y países árabes.

Aunque entre los países acusados de acoger estos centros apareció el nombre de Marruecos, el presidente de la IER recordó que "el Gobierno lo negó públicamente" y aseguró además que el Consejo ha indagado sobre este asunto y ha concluido que no hay prisiones de la CIA en el país. Es más, recalcó que entre Marruecos y Estados Unidos ni siquiera hay un tratado de extradición que permita la entrega de prisioneros.

A su juicio, lo que hay es un "problema mundial" de respeto de los Derechos Humanos, ya que después de los atentados del 11 de septiembre se ha producido una "regresión" en Estados Unidos pero también en Europa, debido a la lucha antiterrorsta.

Benzekri se mostró partidario de una lucha firme contra el terrorismo, pero a través de los tribunales y del Estado de Derecho, y calificó de "inaceptables" las prácticas "ilegales".

El presidente de la IER aseguró por otro lado que ahora en Marruecos la situación de Derechos Humanos es "buena", y que aunque sigan produciéndose algunos errores éstos son investigados. La IER liderada por Benzekri, además de revelar y detallar los abusos cometidos en el pasado, da recomendaciones para consolidar la democracia en el futuro.

En su opinión, el Gobierno español y la sociedad española puede "apoyar" también esta consolidación de la democracia, no sólo a través de mecanismos de cooperación, sino tomando medidas para que se conozca mejor la realidad de los dos países y evitar los "malentendidos".