Más de 100.000 niños solicitaron asilo en Europa en la primera mitad de 2015

Migrantes en Macedonia
UNICEF
Publicado 04/09/2015 19:48:30CET

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

Más de 100.000 menores han pedido asilo en Europa durante los seis primeros meses del año, lo que supone una cuarta parte del total de personas que buscan refugio en la UE, ha alertado la organización Plan Internacional, que ha exigido a los líderes europeos que tomen medidas para protegerlos.

Plan Internacional ha pedido a los gobiernos europeos que hagan todo lo que esté en su mano para proteger a los niños que huyen de los conflictos y de la inseguridad en sus países de origen, tanto durante su viaje como tras su llegada, y que se les asista de forma urgente y personalizada.

Asimismo, la organización ha solicitado a la comunidad internacional una "respuesta exhaustiva a los conflictos regionales que provocan esta tragedia humana" y que trabaje de forma conjunta para "lograr soluciones perdurables en el asentamiento de los refugiados".

Plan Internacional también se ha referido a la necesidad de que se aumente la ayuda humanitaria para los refugiados en los países vecinos de Siria así como de "afrontar con firmeza el flagelo de la trata de personas e intensificar las operaciones de búsqueda y rescate de los desplazados".

"Las imágenes de Aylan, el niño sirio de tres años ahogado a la orilla del mar de Turquía, acentúan la necesidad de dar una respuesta rápida, integral y significativa", ha explicado la organización en un comunicado, añadiendo que hay que abordar las causas que impulsan a los migrantes a arriesgar su vida. Independientemente de su condición de migrantes o refugiados, los derechos de todos los menores deben ser respetados de acuerdo con la Convención sobre los Derechos del Niño.

La ONG, fundada en respuesta de la situación de los niños que quedaron huérfanos tras la guerra civil española, ha asegurado que más de 300.000 personas han puesto su vida en peligro en 2015 al intentar cruzar el Mediterráneo y que, por lo menos, 2.600 han muerto.