Más de 150 millones de niñas sufren violencia física y sexual en el mundo

Contador
Niña brasileña con un bebé en brazos en medio de la favela en la que vive
REUTERS / NACHO DOCE
Publicado 23/11/2017 21:07:53CET

Cada segundo cuatro niñas sufren abusos en el colegio

MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ONG Plan International ha denunciado que más de 150 millones de niñas sufren violencia física y sexual en el mundo, al tiempo que ha advertido de que estos abusos se produce tanto en ámbitos privados como públicos: en los colegios, en casa, en la calle o en el trabajo.

Según datos de la organización, la mitad de estas 150 millones de agresiones han sido a menores de 16 años. La escuela y el hogar familiar son dos de los principales espacios donde se producen los ataques.

La ONG ha publicado esta denuncia en un informe titulado 'Libera el poder de las niñas ahora', donde ha analizado las causas y consecuencias de la violencia sobre las niñas.

Plan International ha denunciado que cada segundo cuatro niñas sufren abusos en el colegio. Los profesores, el personal que se encarga del mantenimiento de las aulas o incluso el propio alumnado de mayor edad cometen actos de violencia física, psicológica y sexual.

Una experta en incidencia política y género de Plan International, Valeria Vilardo, ha explicado que "estos actos rara vez se denuncian y se castigan debido al miedo en el que viven inmersas las víctimas. Las consecuencias para las niñas son traumas de por vida, embarazos no deseados, enfermedades de transmisión sexual y abandono escolar".

Cada vez son más los países que adoptan leyes contra la violencia doméstica, las agresiones sexuales y otras formas de violencia de género. Sin embargo, se trata de actitudes que persisten. Por ello, la ONG ha subrayado que la implementación de estas leyes a nivel escolar es un desafío ya que el acceso de las niñas a la seguridad y la justicia en las escuelas es limitado.

VÍCTIMAS PRECOCES

Plan International ha alertado de que una de cada diez niñas en el mundo ha sufrido violencia sexual. El riesgo de ser víctima es más alto cuando las niñas y adolescentes son obligadas a casarse a temprana edad.

"Sentía que yo tenía la culpa, ahora sé que no es así, que no soy culpable", ha contado Girlene, una víctima de abusos sexuales de Brasil. Girlene fue violada a los 13 años por su padrastro en su propia casa.

Yeama, de 17 años, también ha sido víctima de abusos. "Mi profesor me dijo que si quería aprobar la asignatura tenía que tener sexo con él", ha contado.

Por su parte, Melisa, una joven de Zimbabue de 18 años, ha sufrido este tipo de tratos como consecuencia del matrimonio infantil. "Mi marido me trata como un saco de boxeo todos los días", ha narrado. Un adolescente colombiano de 15 años ha asegurado que "los niños ven a hombres golpeando a las mujeres en la televisión y quieren hacer lo mismo".

La ONG internacional, defensora de los derechos de la infancia y la igualdad de las niñas, ha destacado que es fundamental cambiar las normas y el comportamiento de hombres y niños, al tiempo que ha manifestado la prioridad de abogar por la igualdad de género y los derechos de las mujeres.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la violencia es la segunda causa de muerte entre las niñas y jóvenes de 10 a 19 años a nivel mundial.

"ASÍ SON LOS MATRIMONIOS"

"Mi marido me pega cada día y mi suegra me dice que me quede callada, que es así como son los matrimonios", ha añadido Melisa. Plan International ha señalado que es muy importante que las madres, padres, hermanos y líderes locales y religiosos se unan en la lucha contra la violencia.

La directora general de Plan International, Concha López, ha explicado que "cuando la violencia se produce dentro del núcleo familiar, las niñas no saben a quién contárselo por miedo a ser rechazadas o empeorar la situación".

La organización trabaja con diversos gobiernos, organismos internacionales, asociaciones y sociedad civil para eliminar la violencia hacia las niñas, aumentar la conciencia de las causas que la provocan y desarrollar la capacidad de la propia infancia y la juventud para prevenirla.

Asimismo, ha instado a los responsables políticos a colaborar en materia de datos, ya que resulta de gran importancia contra con datos exactos y clasificados por género y edad para comprobar el alcance real de esta problemática.

Por ello, la organización ha alertado, en el marco de la alianza global Equal Measures 2030, de que la falta de datos de género y las lagunas informativas que existen por parte de los legisladores merman la efectividad de las políticas públicas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies