Mas de 200 detenidos tras el ataque al Consulado danés en Beirut

 

Mas de 200 detenidos tras el ataque al Consulado danés en Beirut

Actualizado 06/02/2006 1:12:22 CET

BEIRUT, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro libanés, Fuad Saniora, aseguró ayer, poco antes de reunirse con importantes líderes islámicos, que unas 200 personas, más de la mitad de ellos sirios y palestinos, han sido detenidos por las fuerzas de seguridad y están siendo interrogados, en relación al ataque y quema del Consulado danés en Beirut.

Un comunicado oficial de la Policía informó de que entre los arrestados se encuentran 76 sirios, 35 palestinos y 38 libaneses.

Miles de musulmanes protestaron hoy en las calles de Beirut e incendiaron la representación diplomática de Dinamarca, quemaron banderas danesas y lanzaron piedras contra una iglesia católica para manifestar su furia por la publicación de caricaturas del profeta Mahoma en diarios europeos.

Después de asistir a una reunión de urgencia del Gabinete de ministros, encabezada por el presidente, Emile Lahoud, en el palacio presidencial, el ministro de interior libanés, Hassan Sabei, anunció su dimisión debido al caos reinante.

Los soldados tuvieron que efectuar ayer disparos al aire y lanzar gases lacrimógenos y agua a las multitudes para intentar controlarlas. Las autoridades de seguridad indicaron que al menos 30 personas resultaron heridas.

La violencia fue similar a la que se vivió el pasado sábado frente a las Embajadas de Dinamarca y Noruega en Damasco, en la vecina Siria. Allí, los manifestantes embistieron las barreras de seguridad e incendiaron los edificios.

Esos ataques han sido ampliamente condenados por las naciones europeas y por Estados Unidos, que acusó al Gobierno sirio de organizar las protestas. Ayer, los ministros de Defensa de distintos países que se encontraban reunidos en Alemania pidieron calma y respeto, tanto por la religión como por la libertad de expresión.

"La violencia ahora, especialmente la quema de las misiones danesas en el extranjero, es totalmente intolerable e injustificada, y queremos que reine la calma", manifestó el ministro británico de Asuntos Exteriores, Jack Straw, en Londres.

Straw indicó que la libertad de expresión es importante, pero dijo que los medios de comunicación deben ejercer ese privilegio de manera responsable.

Mientras, el presidente de Líbano denunció la violencia y señaló que "la unidad nacional debe continuar siendo protegida y consolidada". Advirtió además de que no debe haber ningún intento de desestabilizar el país.

PROTESTAS EN EL MUNDO MUSULMÁN

Pero miles de personas, furiosas por la publicación de caricaturas de Mahoma en diarios europeos, incluyendo una del profeta con un turbante en forma de bomba, continuaron protestando en todo el mundo musulmán.

En la ciudad afgana de Mihtarlam, unos 3.000 manifestantes quemaron una bandera danesa y pidieron que los editores del diario 'Jyllands-Posten' de Dinamarca, el primero que publicó las caricaturas en septiembre, sean procesados judicialmente por blasfemia, informó el gobernador Sher Mohammed Safi.

En la ciudad cisjordana de Ramala, estudiantes de menos de 14 años llevaban carteles de protesta y gritaban 'No profanen a nuestro profeta'. En Irak, unos 1.000 suníes manifestaron frente a una mezquita en la población de Ramadi, un semillero de la insurgencia.

"Protejan al profeta, alabado sea Dios", gritaban los manifestantes. Un cartel inmenso decía: "Irak debe terminar sus relaciones políticas, diplomáticas, culturales y económicas con los países europeos que respaldaron el insulto danés contra el profeta Mahoma y todos los musulmanes".

Otros 1.000 partidarios del clérigo chií Muqtada al Sadr protestaron en Amara, denunciando a Dinamarca, Israel y Estados Unidos, y demandando la expulsión de los diplomáticos daneses y noruegos.

El Ministerio de Transporte iraquí anunció que cancelará sus contratos con las empresas danesas y rechazará la ayuda de Dinamarca para la reconstrucción y Siria responsabilizó a Dinamarca por los ataques en Damasco y criticó a la nación europea por negarse a pedir disculpas por las caricaturas.

El primer ministro danés, Anders Fogh Rasmussen, ha manifestado que personalmente desaprueba las caricaturas y cualquier ataque contra una religión, pero ha insistido en que no puede pedir disculpas en nombre de la prensa de su país, que es independiente.

Varios diarios han vuelto a publicar las caricaturas intencionalmente en defensa de las libertades de expresión y de prensa.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies