Más de 2.000 personas lloran en Mitrovica al líder serbokosovar Oliver Ivanovic, acusado de crímenes de guerra

Marcha fúnebre por Oliver Ivanovic
REUTERS / DJORDJE KOJADINOVIC
Publicado 17/01/2018 20:09:38CET

MITROVICA (KOSOVO), 17 Ene. (Reuters/EP) -

Más de 2.000 personas se han concentrado este miércoles en Mitrovica, en el norte de Kosovo de mayoría serbia, para recordar a Oliver Ivanovic, líder serbokosovar acusado de crímenes de guerra por matar a varios albanokosovares durante la guerra de Kosovo (1999). Ivanovic fue asesinado de seis tiros este martes frente a la sede de su partido.

Los manifestantes, serbokosovares de Mitrovica en su mayoría, se han concentrado frente a la sede del partido Libertad, Democracia, Justicia, la formación política que lideraba, y han encendido velas en memoria del fallecido. Después han acompañado el féretro de Ivanovic hasta las afueras de la localidad, donde un coche trasladará el cuerpo a Belgrado para la celebración de un funeral.

Antes de la procesión ha habido una ceremonia religiosa presidida por un obispo ortodoxo y la marcha estaba encabezada por un hombre que portaba una cruz de madera con el nombre de Ivanovic grabado.

"Todas y cada una de las personas que aspiran a la normalización, que quieren una ciudad sin crimen y sin crímenes políticos ni inseguridad han venido a dar su último adiós a Oliver", ha explicado uno de los asistentes, Spomenka, quien no ha querido dar su apellido.

La Policía kosovar ha informado de que ha identificado a los dueños de un coche que ha aparecido calcinado y que estaría vinculado con el asesinato e interroga a hora a testigos. Nadie escuchó los disparos y todo apunta a que se utilizó un silenciador.

Ivanovic fue condenado por crímenes de guerra en 2016 a nueve años de prisión por haber matado a cuatro albanokosovares durante la guerra de Kosovo (1998-1999) pero posteriormente se ordenó repetir el juicio y quedó en libertad en 2017 a la espera de una nueva sentencia en su caso.

En el norte de Kosovo viven entre 40.000 y 50.000 serbokosovares que, desde la independencia de Serbia declarada en 2008, se niegan a integrarse con el resto del país, de mayoría albanokosovar.

Tras el asesinato de Ivanovic, el jefe de la delegación del Gobierno serbio en las conversaciones técnicas de Bruselas, Marko Djuric, ha anunciado a la agencia de noticias Tanjug que abandona el diálogo por el asesinato del líder serbokosovar.

Djuric ha asegurado que el asesinato es un acto criminal y terrorista que tiene como objetivo desestabilizar Kosovo y que supone un ataque contra toda la nación serbia.