Más de 5.500 personas siguen desaparecidas en Sri Lanka

Actualizado 18/05/2012 11:39:52 CET

Los activistas locales denuncian la negativa del Estado a investigar y acusan a las autoridades de utilizar el secuestro como arma

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

Más de 5.500 personas continúan desaparecidas en Sri Lanka desde el final, hace justamente tres años, de la larga guerra civil entre el Gobierno de Colombo y el grupo armado rebelde Tigres de Liberación de la Tierra Tamil (LTTE), según revelan los datos de la ONU y de las organizaciones de Derechos Humanos locales.

El Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas e Involuntarias(WGEID) de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas ha registrado al menos 5.671 casos de desapariciones debidas al conflicto bélico en Sri Lanka, sin contar a las personas que también desaparecieron en la etapa final del conflicto, entre 2008 y 2009.

El 18 de mayo de 2009 concluyó la guerra que, desde hacía cerca de 30 años, enfrentaba al Gobierno con los Tigres Tamiles, que luchaban por la proclamación de un Estado tamil independiente.

Las desapariciones se produjeron a "escala masiva" sobre todo entre 2006 y 2009, durante la última fase de la guerra, según informó Ruki Fernando, de la organización no gubernamental Christian Alliance for Social Action.

"Al final de la guerra, muchos de los que se rindieron al Ejército desaparecieron, incluido un sacerdote católico y varios líderes de alto rango del LTTE", añadió, citado por la agencia de noticias humanitarias de la ONU, IRIN. Aparte, entre los desaparecidos también figuran periodistas, activistas por los Derechos Humanos y cooperantes humanitarios, precisó Fernando.

INACCIÓN DEL ESTADO

En todo caso, la verdadera "tragedia", denunció, ha sido la negativa de las autoridades de seguridad y de las instituciones del Estado a afrontar este "horrible crimen, incluso cuando hay pistas disponibles". En un caso concreto, explicó, ni las fuerzas de seguridad ni la Comisión de Derechos Humanos de Sri Lanka fueron capaces de tomar declaración a un asesor del Gobierno que seis meses antes había asegurado disponer de informaciones sobre un periodista desaparecido.

Los sucesivos Gobiernos de Colombo, según Fernando, han recurrido al secuestro para enfrentarse a los disidentes políticos, a los rebeldes armados y a los delincuentes, lo cual indica una "falta de voluntad para hacer uso del sistema de justicia penal y el fracaso total del Estado de derecho".

Un alto mando militar ha aseguado a IRIN, bajo condición de anonimato, que el Estado no ha estado involucrado en ningún secuestro y que la mayoría de estas denuncias se hacen por motivos políticos. "El país tiene sus leyes y nosotros las repetamos", aseveró.