Más de 60 insurgentes muertos en los combates de la última semana

Actualizado 16/08/2008 15:00:44 CET

KABUL, 16 Ago. (Reuters/EP) -

Fuerzas militares afganas y de la coalición dirigida por Estados Unidos han matado durante esta semana a más de 60 milicianos en los distintos enfrentamientos desarrollados en el sur del país, según informó hoy el Ejército norteamericano.

La última ola de violencia comenzó el miércoles, cuando milicianos armados atacaron a una patrulla conjunta de fuerzas afganas y de la coalición con armas automáticas y lanzagranadas, explica el comunicado estadounidense.

"Las Fuerzas de Seguridad Nacional Afganas (ANSF, por sus siglas en inglés) y fuerzas de la coalición devolvieron los disparos con armas ligeras y apoyo aéreo. Varios vehículos y posiciones de combate enemigas fueron destruidas", según el texto. Más de tres decenas de insurgentes murieron en los enfrentamientos.

Durante los combates, que continuaban hoy sábado, no se registraron bajas de soldados de las fuerzas afganas o estadounidenses ni muertes de civiles, destacó un portavoz del Ejército estadounidense, sin concretar el lugar donde se produjo el incidente.

Por otra parte, agentes de la Policía afgana mataron el viernes a 23 insurgentes después de que atacaran dos puestos de control en el distrito de Nad Ali, al sur de la provincia de Helmand, informó el Ministerio del Interior en un comunicado emitido hoy sábado. Cuatro policías resultaron heridos en uno de los ataques.

En otro incidente, ayer viernes los milicianos atacaron a fuerzas de la coalición dirigidas por Estados Unidos en la provincia de Kapisa, al noreste de la capital, Kabul, señaló el Ejército estadounidense. "Fuerzas de la coalición respondieron con ataques aéreos y disparos de armas ligeras matando a los milicianos", señala el comunicado, sin especificar cuántos insurgentes murieron en el incidente.

Zabiulá Mujahid, un portavoz de los rebeldes talibán, aseguró por su parte que se han hecho con el control del distrito Marja, en la provincia de Helmand (sur) y el distrito de Nawa, en la provincia de Ghazni, al sur de Kabul. Fuentes oficiales afganas aseguraron que las fuerzas gubernamentales están expulsando a los talibán de sus distritos.

Cerca de 2.500 personas, entre ellas 1.000 civiles, han muerto en los combates entre insurgentes y fuerzas extranjeras y afganas, de acuerdo con los datos de las agencias de ayuda humanitaria, lo que supone un incremento de la violencia con respecto a los años anteriores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies