Más de 600.000 personas muertas por desastres naturales desde 1995

 

Más de 600.000 personas muertas por desastres naturales desde 1995

Víctimas del tifón 'Lando' en Filipinas
ERIK DE CASTRO / REUTERS
Actualizado 23/11/2015 15:04:51 CET

MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

Desde 1995, más de 606.000 personas han muerto y 4.100 millones han resultado heridas, han dejado sus hogares o han necesitado ayuda de emergencia debido a los desastres naturales, según ha informado la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR) en nuevo informe publicado este lunes.

Según el informe "Los costes humanos de los desastres naturales", los cinco países más afectados por estos desastres son, en primer lugar Estados Unidos (472), seguido de China (441), India (288), Filipinas (274) e Indonesia (163).

"El tiempo y el clima son los mayores productores de desastres y este informe demuestra que el mundo está pagando un precio muy alto en vidas humanas. Las pérdidas económicas son un desafío muy importante para los países menos desarrollados que luchan contra el cambio climático y la pobreza", ha asegurado la directora de UNISDR, Margareta Wahlstrom.

UNISDR ha recogido en el informe que las pérdidas por desastres naturales, incluyendo terremotos y tsunamis, se sitúan en torno a los 250.000 y 300.000 millones de dólares anuales (235.000-282.000 millones de euros).

"A largo plazo, el acuerdo firmado en París durante la Conferencia del Clima para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero supondrá una aportación muy importante para la reducción de los daños causados por los desastres naturales que son causa del calentamiento global y el aumento del nivel del mar", ha declarado Wahlstrom.

"De momento, existe una necesidad de reducir los niveles existentes de riesgo y evitar crear otros nuevos asegurándonos de que las inversiones públicas y privadas son seguras y no incrementan la exposición de las personas y los recursos económicos a los peligros naturales como las inundaciones en llanuras, zonas de costa vulnerables y otras localizaciones inadecuadas para el asentamiento humano", ha añadido.

De acuerdo con Wahlstrom, las novedades del año comenzaron en marzo de 2015 con la adopción del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres, un plan de 15 años propuesto por la Asamblea General de Naciones Unidas, que pretende reducir las pérdidas debidas a los desastres, incluyendo la mortalidad, el número de personas afectadas, las pérdidas económicas y el daño en las infraestructuras, incluyendo colegios y hospitales.

Por su parte, el director del Centro de Investigación sobre la Epidemiología de los Desastres (CRED), Debarati Guha- Sapir, ha asegurado que "el cambio climático, la variabilidad del clima y los acontecimientos climáticos son una amenaza para alcanzar los objetivos del desarrollo sostenible, en general dirigidos a acabar con la pobreza".

"Tenemos que reducir la emisión de gases de efecto invernadero y enfrentarnos a otros creadores de riesgos, como la urbanización ilegal en ciertas zonas, la degradación medioambiental y las lagunas en los avisos tempranos. Todo esto requiere que la población esté debidamente informada y que se fortalezcan las instituciones relacionadas con la previsión de riesgos de desastres", ha añadido.

CIFRAS DE LOS AFECTADOS

En total, ha habido un promedio de 335 desastres cada año relacionados con el clima entre 2005 y 2014, lo que supone un aumento del 15 por ciento de los ocurridos entre 1995 y 2004 y casi del doble de los acontecidos entre 1985 y 1995.

Según la base de datos del CRED, más de 87 millones de hogares se han visto afectados por estos desastres, siendo Asia el continente más perjudicado con 3.700 millones de personas afectadas y 332.000 muertes.

Las inundaciones son el desastre natural más común, suponen el 47 por ciento desde 1995 hasta 2015, y han afectado a 2.300 millones de personas y matado a 157.000 personas. El 40 por ciento de las muertes por desastres naturales son debidas a tormentas, y el 89 por ciento han ocurrido en países subdesarrollados.

Por otro lado, las olas de calor han acabado con la vida de 148.000 personas de las 164.000 que han muerto debido a las temperaturas extremas. Afectan sobre todo a los países desarrollados, en donde han sucedido el 92 por ciento del total, particularmente en Europa con el 90 por ciento.

África es el continente más afectado por las sequías, con 136 episodios entre 1995 y 2015, de las que 77 han ocurrido en el este de África. Por su parte, el informe del CRED recomienda mejorar la recopilación de información sobre las muertes relacionadas con la sequía.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies