Más de mil personas se constituyen como parte civil en el proceso contra el exdictador chadiano Hissène Habré

Actualizado 18/07/2013 14:10:25 CET

PARÍS, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

Más de mil personas se han constituido como parte civil en el proceso abierto en Senegal por un tribunal especial africano contra el exdictador chadiano Hissène Habré, actualmente encarcelado en Dakar y acusado oficialmente de crímenes de guerra, crímenes contra la Humanidad y torturas entre 1982 y 1990.

La cifra exacta de personas que se han constituido como parte civil es de 1.015, en su inmensa mayoría chadianos, cuyas documentaciones fueron presentadas ayer miércoles en la capital senegalesa por los abogados de las víctimas con motivo de la primera vista del juicio contra el expresidente, según ha informado este jueves Radio France International (RFI).

Según Reed Broody, asesor legal de Human Rights Watch, quien ha acompañado a las víctimas desde el comienzo del proceso, los querellantes podrían obtener indemnizaciones. "Han reclamado la confiscación cautelar de los bienes de Hissène Habré y, según nuestras informaciones, los jueces de instrucción también han pedido el inventario de los bienes", ha declarado a RFI.

La comisión de investigación establecida en Chad ha estimado en 7.000 millones de francos CFA (10,6 millones de euros) la cantidad que Habré pudo llevarse consigo a Senegal cuando huyó de su país, a los que se unirían otros fondos secretos estimados en otros 3.000 millones (4,5 millones de euros). El ministro de Justicia de Chad, Jean-Bernard Padaré, cree que el patrimonio del expresidente fuera del país podría superar los 20.000 millones de francos CFA (casi 30,5 millones de euros).

Hissène Habré, de 71 años, fue detenido el pasado 30 de junio en Dakar, donde vive exiliado desde 1990, cuando fue derrocado por el actual presidente, Idriss Deby, mediante un golpe de Estado. El exdictador fue imputado formalmente el pasado 2 de julio de crímenes contra la Humanidad, crímenes de guerra y torturas, y desde entonces permanece en prisión preventiva en una cárcel de Dakar cuyo nombre no se ha hecho público.

Los grupos de defensa de los Derechos Humanos y la comisión de investigación establecida en Yamena atribuyen a Habré la ejecución sumaria y el asesinato bajo custodia de alrededor de 40.000 personas (de las cuales han sido identificadas 4.000) durante sus ocho años de mandato (1982-1990). "La imputación de Hissène Habré es la culminación de 22 años de campaña para que se haga justicia", declaró ese mismo día Reed Brody.

El exdictador permaneció bajo arresto domiciliario en Dakar desde 2005, cuando comenzó un largo y complicado conflicto sobre a quién competía procesarlo, que duró varios años y en el que intervinieron varios Gobiernos (entre ellos los de Bélgica y Senegal) y organismos como la Unión Africana y la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la ONU.

CÁMARAS EXTRAORDINARIAS

Habré está siendo juzgado por la Cámaras Africanas Extraordinarias, un organismo creado este mismo año en el seno de la jurisdicción senegalesa con el único objetivo de procesar al expresidente chadiano. Es la primera vez que un Estado africano juzga al líder de otro país del mismo continente.

Ayer miércoles presentaron su testimonio las cinco primeras víctimas del llamado 'Pinochet africano', según ha informado este jueves la agencia misionera de noticias, MISNA. Entre las declarantes destacó Hadjo Amina Moctar, detenida cuando estaba embarazada de seis meses y que perdió el bebé a causa de las torturas sufridas en prisión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies